FUTSAL

El tricolor festejó en el clásico

Nacional superó a Peñarol por 4-2 y es líder del torneo, con un partido más. 

Foto: Matías Pérez
Foto: Matías Pérez

Primer tiempo:

Nacional arrancó más despierto y eso hizo que pudiera ponerse rápidamente en ventaja. En el primer mano a mano frente al arquero, Matías Daguerre puso el 1-0 al segundo palo. A partir de ahí Peñarol fue en busca del empate con más ganas que orden y otra vez dejó espacios en defensa.

En una jugada muy parecida a la del primer gol, Leandro Ataides aumentó las diferencias cuando minutos antes Gabriel Palleiro había fallado un penal que contuvo de manera excelente el arquero de Peñarol y la selección uruguaya, Mathías Fernández.

Tanto fue Peñarol, que al menos consiguió hacer que Nacional llegue a la quinta falta colectiva. Nicolás Ordoqui, el capitán aurinegro, tuvo dos penales largos en los que pudo descontar pero primero Emiliano Sotelo y después el palo, le negaron la oportunidad. Parecía esquivo el partido para el carbonero y por si fuera poco, Agustín Sosa en una jugada con un poco de fortuna marcó el 3-0 con el que se fueron al descanso.

Segundo tiempo:

“No hay apuro” fue lo primero que les gritó Aníbal Roba a sus jugadores, el DT veía que podía llegar a ser un trámite bastante cómodo para Nacional y así fue hasta que descontó Peñarol.

Fue inteligente con la pelota y por momentos se encargó de la distribución del balón e Ignacio Buggiano, marcó el descuento. En un gimnasio con poca gente, ya que solo pudieron ingresar prensa y allegados, se sintió el grito de gol y el equipo lo plasmó en la cancha.

Faltando diez minutos, con la mitad del segundo tiempo por transcurrir, el partido se hizo de ida y vuelta y aún más entretenido cuando Peñarol descontó por segunda vez. Gran trepada de Guillermo Goerki por derecha y cuando el zurdo pudo centrar, Lucas Vera quiso rechazar y en contra le dio a Peñarol el descuento. Momento bisagra del partido, 3-2 y daba la sensación de que el que hiciera el gol se lo llevaba. Peñarol iba por seguir de largo y Nacional por confirmar.

Cuando Daniel Laurino ya entraba de golero jugador en el equipo aurinegro jugado a buscar el empate, el capitán de Nacional, Diego Arjona, fue clave y terminó de inclinar la balanza. El exMalvín robó una pelota en mitad de cancha que terminó en gol de Ataídes y en el último intento de Peñarol se arrojó al piso para evitar lo que era un gol cantado de Nicolás Ordoqui y terminó siendo un cierre providencial.

Así se fue el partido, victoria para Nacional por 4-2 y la punta del campeonato aunque con un partido más respecto del escolta Peñarol. Todo hace parecer que los equipos de Aníbal Roba y Gonzalo Fresia van a definir este Campeonato Uruguayo.

"Jamás se puede pensar que un partido de futsal está ganado"

“El partido fue lo que teníamos en la cabeza, llevarlo a la práctica a veces no es fácil. Sabíamos por donde pasaban las claves de este partido y tuvimos un plan que por suerte funcionó de principio a fin y nos dio un triunfo importante”, dijo Diego Arjona tras el encuentro.

“Cómodo un clásico nunca es, hay muchas cosas en juego, mucho trabajo. Si bien creo que el resultado a favor tranquiliza para jugar, siempre está la tensión y de hecho se vio como en un par de errores nuestros se pusieron a un gol”, agregó.

“Sentí que lo ganábamos cuando terminó, jamás se puede pensar que un partido de futsal está ganado, y menos un partido clásico. En todos estos años que llevo jugando este deporte he aprendido que hay que jugar hasta el último segundo. Me sentí bien en el partido, cada compañero estuvo a la altura y eso es lo que me deja más tranquilo, y personalmente intento siempre dar lo mejor de mí”, finalizó el jugador tricolor.

SUB 20

Se lo llevó Peñarol

En el preliminar, el clásico se lo llevó Peñarol. Como en el partido de mayores, pero en este caso al revés, Peñarol sacó ventaja de 3 goles para el entretiempo y fue irremontable para Nacional, que al menos tuvo una reacción. Los goles de Peñarol fueron convertidos por Facundo Sosa, Santiago Espel y Caio Ferreira.

Éste último fue una de las figuras de Peñarol, entendió el partido a la perfección, hizo entrar a los rivales y supo cuándo pisar la pelota y cuándo poner el pie fuerte.

Para el segundo tiempo, el aurinegro se posicionó un poco más atrás cuidando el resultado y le costó caro: Martín Quevedo y Juan Silvotti, descontaron para Nacional pero no alcanzó. Fue 3-2 para Peñarol que no le quiere perder pisada al líder Malvín.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)