ATLETISMO

Tokio 2021 se aleja para Christian Coleman porque fue suspendido dos años por dopaje

Es el tercer campeón del mundo estadounidense de los 100 metros en ser suspendido por dopaje, tras Tyson Gay y Justin Gatlin

Christian Coleman, el actual rey de los 100 metros
Christian Coleman, el mejor velocista de los 100 metros. Ver video.

El rey de los 100 metros no debería ir a los Juegos Olímpicos de Tokio para buscar la corona olímpica el próximo año, ya que Christian Coleman, vigente campeón mundial de la distancia, fue sancionado con dos años de suspensión por incumplir sus obligaciones de localización del protocolo antidopaje.

Después de haber escapado una primera vez a una sanción en 2019 y tras haber sido suspendido provisionalmente en mayo, Coleman, de 24 años, esta vez no ha podido librarse del castigo impuesto por la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU), el organismo creado en 2017 por la federación internacional para luchar contra el dopaje.

Aunque el atleta dispone de 30 días para recurrir esta decisión, de confirmarse el castigo Coleman no podría regresar a las pistas hasta el 13 de mayo de 2022, lo que le impediría acudir a los Juegos de Tokio, aplazados por la pandemia del nuevo coronavirus al verano boreal de 2021 (del 23 de julio al 8 de agosto), y al Mundial que se disputará en Eugene (Estados Unidos) en 2022 (del 15 al 24 de julio).

Los deportistas de alto nivel tienen que comunicar escrupulosamente su localización y notificar cada día una franja horaria y un lugar para que puedan ser sometidos por sorpresa a controles antidopaje.

Christian Coleman, ganador del Mundial de Atletismo de 2019
Christian Coleman, ganador del Mundial de Atletismo de 2019. Ver video.

Heredero de Bolt

En 2019, Coleman ya esquivó la suspensión por tres incumplimientos después de que la Agencia Estadounidense Antidopaje admitiese el recurso del atleta, que argumentó con éxito que la primera falta tenía que haber sido datada en el primer día del trimestre correspondiente (1 abril 2018), lo que situaba las tres faltas en un periodo más largo que los 12 meses establecidos.

Eso permitió a Coleman poder participar en el Mundial de Doha en 2019, donde conquistó dos oros, en los 100 m lisos (con un crono de 9.76) y en el relevo 4x100, convirtiéndose en el nuevo rey de la velocidad, tomando el relevo de la leyenda jamaicana Usain Bolt, retirado en 2017, año en el que el estadounidense ya ganó dos platas mundiales en esas mismas pruebas.

Tiene además el récord mundial de los 60 m en sala con un tiempo de 6.34.
El anuncio de la suspensión de Coleman se produce solo una semana después de que la AIU absolviese a la bareiní Salwa Eid Naser, actual campeona del mundo de 400 metros, suspendida provisionalmente desde junio por el mismo motivo.

Tres faltas en 12 meses 

Según el reglamento de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), cualquier combinación de tres incumplimientos de estas normas, ya sea por no haber pasado una prueba o por no haber presentado los documentos a tiempo o por informaciones incompletas, en un período de 12 meses, se considera un delito de dopaje que se puede castigar con una suspensión de hasta dos años.

Según la AIU, Coleman faltó a un control el 16 de enero de 2019 que el atleta no recurrió.

El 26 de abril, Coleman informó estar en Lexington (Kentucky), cuando en realidad se encontraba en Iowa participando en la competición Drake Relays.

Contactado por su controlador, Coleman trató de modificar esa información en el sistema informático, pero la AIU le recordó que los cambios deben realizarse "tan pronto como sea posible" y el atleta llevaba dos días en Iowa.

Coleman también trató de justificar su tercer incumplimiento, el del 9 de diciembre de 2019. Ese día, dos controladores se presentaron en la puerta de su apartamento entre 19:15 y 20:15, pero el deportista se encontraba de compras en un centro comercial cercano.

El estadounidense explicó que a las 20h10 se encontraba en su domicilio para ver por televisión el inicio de un partido de fútbol americano, antes de volver a marcharse.

Sus extractos de compras muestran que realizó pagos a las 19h13, las 19h53 y en Walmart a las 20h22, por lo que el tribunal considera imposible que Coleman pudiese haber regresado a su apartamento, aunque fuese brevemente.

Coleman y su defensa alegó entonces que los controladores no trataron de avisarle por teléfono, un acto "que no es obligatorio", recordó el tribunal.

Coleman es el tercer campeón del mundo estadounidense de los 100 m lisos en ser suspendido por dopaje, tras Tyson Gay y Justin Gatlin.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados