Disco

De tirar piedras a ser campeona

Cuando la cubana Denia Caballero era adolescente, los entrenadores le obligaban a tirar piedras como castigo por su bajo rendimiento en las pruebas de heptatlón, y algo debió de ver en aquella penitencia, porque cambió las rocas por un disco y hoy es la mejor del mundo arrojándolo en los estadios.

Coronada ayer campeona mundial en Pekín 2015, esta alegre joven de Villa Clara, con 25 años, ha logrado para Cuba la hazaña que tanto buscó, sin conseguirlo nunca, su compañera de modalidad y mentora, la legendaria Yarelys Barrios.

"Ella me enseñó a ser fuerte y aguerrida", declaró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)