mundial de natación

Sorpresa Johansson, doblete de Bronte y Hosszu y el enigma Sung

El resumen del día del Mundial de Natación en Kazán.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jennie Johansson

Las lágrimas de la sueca Jennie Johansson en lo más alto del podio del 50 braza, los dobletes de la australiana Cate Bronte y la húngara Katinka Hosszu y la ausencia del chino Sun Yang en el 1.500 fueron las imágenes de los últimos minutos del Mundial de Kazán.

Cuando tocó en la meta, Johansson no se creía lo que sus ojos estaban viendo en el marcador electrónico. Su poyete iluminado y un número uno junto al número de su calle.

A Johansson no le hizo falta bajar de 30 segundos para llevarse el oro y firmó la mejor carrera de su vida. Aprovechó que ni Yuliya Efimova, la defensora del título, ni la superfavorita Ruta Meilutyte estuvieron a su nivel para ganar y en cuanto visualizó la victoria, sus ojos se tornaron vidriosos.

Con 30.05 se convirtió en la tercera sueca tras Sarah Sjöstrom y Therese Alshammar en llevarse un oro en un Mundial. La plata fue para la jamaicana Alia Atkinson (30.11), Efimova se colgó el bronce (30.13) y Meilutyte, la única que había bajado este año de 30, solo pudo ser cuarta con 30.14.

Dos mujeres, la australiana Bronte Campbell y la húngara Hosszu ganaron en los 50 libre y 400 estilos, respectivamente, para llevarse dos oros en este Mundial. La primera lo añade a los 100 libre y la segunda al oro conseguido en los 200 estilos.

Bronte se impuso con 24.12 a la holandesa Ranomi Kromowidjojo 24.22 y a la sueca Sarah Sjöstrom. Hosszu, que nadó tres cuartas partes del 400 estilos por debajo del récord del Mundo, finalizó en 4:30.39 por delante de la estadounidense Maya DiRado (4:31.71) y de la canadiense Emily Overholt (4:32.52).

El gran enigma de la despedida del Mundial fue la ausencia del chino Sun Yang, campeón mundial en los 400 y 800, en los 1500. El asiático, un personaje al que siempre le ha rodeado un halo de misterio, no se presentó a la final del 1.500 metros y se dispararon todo tipo de especulaciones.

La última versión, no confirmada, es que Sun Yang se sintió indispuesto durante el calentamiento, unas molestias en el pecho que le impidieron participar en la final ni tampoco someterse a un chequeo médico de urgencia para descartar cualquier tipo de problema posterior.

Sin Sun Yang, la prueba demostró la calidad del italiano Gregorio Paltrinieri, que ganó el oro con récord de Europa incluido (14:39.93). Aguantó el transalpino el ataque largo del estadounidense Connor Jaeger, mientras que el canadiense Ryan Cochrane fue bronce.

En los 50 espalda, en una prueba en la que los ocho finalistas estuvieron por debajo de 25 segundos, el francés Camile Lacourt (24.23) ha revalidado su título por delante del estadounidense Matt Grevers (24.61) y del australiano Ben Treffers (24.69), que ha dejado a su compatriota Mitchell Larkin fuera del podio.

También ha revalidado su título mundial en los 400 estilos el japonés Daiya Seto con 4:08.50. El nipón solo sufrió los embates del estadounidense Tyler Clary en la espalda, pero se impuso con autoridad sobre el húngaro David Verraszto (4:09.90) y el estadounidense Chase Kalisz (4:10.05).

Los relevos 4x100 estilos cerraron el programa mundialista. En el masculino, el cuarteto estadounidense formado por Ryan Murphy, Kevin Cordes, Tom Shields y Nathan Adrian se ha llevado el oro por delante de Australia y de Francia.

En el femenino, la sorpresa fue que Estados Unidos se quedó fuera del podio. Ganaron las chinas por delante de Suecia y del cuarteto australiano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)