INVESTIGACIÓN

Sombras de corrupción sobre los Juegos Olímpicos 2016

El exgobernador de Río de Janeiro, actualmente preso, confesó haber pagado a delegados del COI

Foto: EFE
Foto: EFE

El exgobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, reconoció ante la Justicia que sobornó hasta a nueve miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) por dos millones de dólares para garantizar que la ciudad fuera elegida como sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

El político brasileño, preso desde 2016 y que acumula penas por corrupción por más de 198 años de cárcel, hizo esta declaración el jueves ante el juez Marcelo Bretas, del Séptimo Juzgado Federal Criminal de Río. El juzgado investiga a varios acusados que habrían participado del soborno para garantizar al menos uno de los votos de los delegados del COI.

Según la declaración, el soborno se preparó con la ayuda del expresidente de la Federación Internacional de Atletismo, el senegalés Lamine Diack, y su hijo Papa Diack. El dinero para entregar a los dirigentes fue aportado por el empresario Arthur Soares, dijo Cabral.

Entre los presuntos sobornados por el exgobernador carioca figuran dos leyendas del deporte: el exatleta ucraniano Sergei Bubka, múltiple recordman de garrocha, y el excampeón olímpico de natación ruso Alexander Popov.

“Rechazo completamente las falsas alegaciones”, dijo Bubka. “Puedo decir que ni siquiera voté por Río de Janeiro. Participé en la votación pero mi voto no fue para Río de Janeiro”, sostuvo por su parte Popov.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)