JJ.OO

A los 40, va tras sus séptimos Juegos

Gimnasta uzbeka busca un lugar para Río 2016.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tarea difícil. Oksana Chusovitina, ante un gran desafío.

La noticia corrió como la pólvora por las redes sociales, en las que los aficionados a la gimnasia son más que activos: "¡Chusovitina intentará un ‘Produnova’ en Glasgow!". Por si los Mundiales que empiezan hoy en la capital escocesa no tuvieran suficiente interés, la veterana uzbeka promete el más difícil todavía en busca de su plaza olímpica.

Con 40 años, seis Juegos Olímpicos, necesita subir al podio en la final de salto de estos Mundiales si quiere ir a Río 2016, ya que Uzbekistán no clasificó como equipo.

Es su gran especialidad, pero, ante la competencia de gimnastas a las que saca más de 20 años, ha decidido asumir el máximo riesgo e intentar el salto más difícil del código de la Federación Internacional (FIG), el que lleva el nombre de la rusa Yelena Produnova, que lo hizo por primera vez en 1999.

Desde entonces, muchas lo intentaron pero solo otras dos gimnastas lo han conseguido: la dominicana Yamilet Peña, en los Mundiales de 2011, y la india Dipa Karmakar, en los Juegos de Commonwealth de 2014. Ambas están también en Glasgow, lo que promete un gran concurso.

El "Produnova" es el único salto con una dificultad de 7,0. Si lo ejecuta a la perfección, la gimnasta puede obtener una nota insólita de hasta 17 puntos. La saltadora debe hacer tres giros completos, uno para superar el potro y luego dos más, con lo que es prácticamente imposible que aterrice de pie salvo que alcance una altura increíble.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)