FÚTBOL

La selección panamericana no salvó la prueba de fuego en Lima

Uruguay falló en todos los rubros el día que se necesitaba demostrar categoría para ir por el oro.

La selección sub 22 de Uruguay quedó eliminado ante Argentina en Lima. Foto: Reuters.
La selección sub 22 de Uruguay quedó eliminado ante Argentina en Lima. Foto: Reuters.

Un gol nacido en el amanecer del partido, una sucesión de errores que terminaron siendo muy generosos para el adversario, que así pudo ponerse 2-0 arriba, y el descontrol llamativo de un zaguero que metió un golpe descalificador, terminó ofreciendo la peor imagen de la Selección uruguaya que soñaba con tener la chance de pelear por el oro. Quedarse afuera de la final termina siendo un nuevo fracaso, mucho más cuando se falló el día que se necesitaba demostrar la categoría.

Lo más fuerte de la derrota es que se falló en todos los rubros. Que no hubo ni siquiera una pequeña muestra de todo lo bueno que se hizo antes y que posibilitó llegar a la semifinal.

La realidad pegó fuerte. Aunque Argentina no fue gran cosa, al menos mostró estar más preparada para este tipo de enfrentamientos. Fue un equipo. Se presentó más ordenado. Menos errático en las entregas, más atento en las marcas. Más activo en la presión. No abusó del pelotazo, aunque perfectamente pudo hacerlo y dedicarse todo el cotejo a tirarle balones al gigante Adolfo Gaich. Es que cada vez que entró en acción fue un tremendo dolor de cabeza para los zagueros.

Un Uruguay desdibujado, nervioso, se fue derrumbando con cada golpe recibido, con cada pelota perdida por un pase corto o demasiado largo.

Cada situación de juego fue colaborando para que se jugara de manera imperfecta. Las fallas en el fondo, la debilidad exhibida para desequilibrar con un juego creativo o veloz, terminó profundizando un accionar pobre. Débil.

No influyeron los mediocampistas centrales, no se enganchó en el juego Leonardo Fernández. Es más, por momentos al exfutbolista de Fénix ni siquiera era posible encontrarlo en las líneas de pase. Así, el partido se puso cuesta arriba.

Por si fuera poco, Gustavo Ferreyra no tomó las decisiones tan rápido como en otras circunstancias, lo que dejó en claro que no había manera de salir del pozo profundo en el que se encontraban todos.

Al final, con tantas fallas, lo que pasó es que no salvaron la prueba de fuego.

Las cuatro claves de la derrota ante Argentina.

DEBILIDAD DEFENSIVA. Ni la zaga ni los laterales se mostraron firmes. Gaich fue un problema sin solución para los zagueros. Además, una acción desmedida de Gularte dejó a Uruguay con diez hombres.

SIN CREACIÓN. Extrañamente errático Facundo Waller en los pases, desconectado del juego Leonardo Fernández, el único que acertó en las entregas fue Francisco Ginella. No hubo circuitos.

FALTÓ VELOCIDAD. Los únicos impulsos para darle profundidad al juego por afuera los hizo Maximiliano Araújo en el segundo tiempo. Ni Joaquín Piquerez ni Federico Martínez pudieron hacer daño en las bandas

NO SE REMATÓ. Un equipo que venía con buena búsqueda del arco se quedó sin variantes para poder intimidar a la defensa argentina. Darwin Núñez quedó muy solo. No se pudo rematar al arco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)