CORREMOS

Más que solo running

El grupo MRT Running Team y Funcional, que funciona en Malvín y en Punta Carretas, trabaja más que cómo correr.

MRT. Lunes y miércoles frente a la rambla de Punta Carretas.
MRT. Lunes y miércoles frente a la rambla de Punta Carretas.

Se trata de “un Running Team y Funcional. Nos llamamos MRT porque trabajamos los aspectos de formación físicos, coordinativos, los que hacen la integridad del corredor”, explica Constantino “Coke” Sícalos, profesor del grupo junto a Pedro Banda. “Trabajamos mucho la flexibilidad, entrar en calor y flexibilizar”, agrega.

Es una planificación “anual, tenemos períodos que trabajamos mucho los aspectos funcionales, trabajos de inestabilidad, fortalecer las articulaciones. Vamos variando el trabajo con el propio cuerpo, con lo funcional. También buscamos carreras clave que muchos del grupo participan y hacemos entrenamientos específicos”, dice “Coke”.

Por su parte, “en un microciclo de una semana, dos de las veces el trabajo funcional toma más preponderancia, o sea que abarca casi el 50% de la clase y dos veces por semana el trabajo funcional se reduce a un 25% y suma más lo que son los cambios de ritmo, las cuestas. Ahí los guiamos a cuánto correr el kilómetro y hacen progresivos de 1.500 metros, así la capacidad aeróbica aumenta”.

Como se ve, una clase tipo tiene bastante poco de lo que se denomina running. “El 30% está vinculada a lo que son los movimientos articulares, los aspectos coordinativos y funcionales llevarán el 10%; y el resto son circuitos aeróbicos”, concluyó.

¿Por qué correr?

‘Coke’ Sícalos. 
Profesor

“Cuando llega alguien se hace un cuestionario de experiencia, alguna lesión, si viene de mucho tiempo de reposo. En medida de eso trabajamos de forma personalizada. A veces terminan haciendo una cosa distinta al resto por no estar en condiciones”.

Jorge Farías. 
Por salud

“Empecé a correr por salud. Soy hipertenso, entonces el médico me mandó caminar. Estoy tomando un cuarto de la medicación que tomaba cuando empecé. Hay que correr por un tema de salud física y mental. El grupo te sirve de psicólogo”.

Daniel Báez. 
El relojito

“Empecé a correr por análisis de glucemia y colesterol que me dieron mal con 53 años, hace siete. Yo pesaba 92 kilos, no había hecho nada de deporte, y ahora estoy en 80 kilos y estoy corriendo una maratón por año. A esta edad yo le llamo enlentecer el reloj biológico”.

Gerardo Basignani. 
Amor

“Tenía una novia que corría una sola carrera al año y me ennovié tres meses antes. La novia no está más, pero seguí corriendo. Fumaba un paquete de cigarros al día, pero ahora dejé el cigarro y empecé la vida sana. La cabeza te cambia”.

Viviana Oliva. 
Necesidad

“Empecé a correr en el 2010 por una depresión en unos meses que estaba muy mal. Decidí que tenía que hacer algo y arranqué a correr, fue mi manera de cambiar: comprarme un par de championes y no un paquete de pastillas. Es un cable a tierra”.

EL GRUPO

Así se compone y funciona.

Funciona hace cinco años con clases lunes y miércoles en Punta Carretas (al lado del Club de Golf, frente al mojón km6) y martes y jueves en Malvín (concepción del Uruguay y Rambla), de 19:15 a 20:30 ambos.

Trabaja con personas de distintas edades “de jóvenes de 20 años a adultos de 50 y pico” y también de todo tipo de experiencia: “desde ultramaratonistas hasta corredores principiantes de 5 kilómetros. Es un grupo heterogéneo”, afirma “Coke”.

Cuando llega alguien nuevo llena un ficha de inscripción con datos, antecedentes y lleva una ficha médica o carné de salud. “Ahí los dividimos. Marcamos un trabajo para principiantes, uno para intermedios y otro de avanzados que difiere en intensidad y en volumen”, explica el profesor comentando que cada grupo hace un nivel un poco más avanzado que el otro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)