AUTOMOVILISMO

Revolución en la Fórmula 1 con cambios técnicos, deportivos y financieros

La mayor categoría del mundo tiene una nueva apuesta: busca gastar menos dinero y bajar la velocidad para que todos puedan competir y atraer más público.

Así lucirán los autos de Fórmula 1 a partir de la   temporada 2021
Así lucirán los autos de Fórmula 1 a partir de la temporada 2021. Foto: AFP

Menos velocidad y menos dinero es igual a mayor competitividad e interés: esa es la cuenta que sacan los responsables de la Fórmula Uno, decididos a llevar adelante los cambios más drásticos en los 70 años de la categoría más importante del automovilismo mundial.

“El objetivo es tener un campeonato más apretado y menos previsible en pista”, afirmó el presidente de la Federación Internacional de Automovilismo, Jean Todt.

Las nuevas reglas técnicas, deportivas y financieras, que incluyen un límite presupuestario, son fruto de dos años de discusiones entre escuderías, el organismo rector de la F1 y la empresa dueña de los derechos comerciales, la compañía estadounidense Liberty Media, entre otras partes interesadas. Todo eso llevará a una nueva Fórmula 1 a partir de la temporada 2021.

La desigualdad de presupuesto entre las escuderías más fuertes y el resto determinaron que existan pocas sorpresas en las carreras: siempre ganan los mismos. En el pasado hubo intentos de reducir los costos, pero no dieron resultado. “Todo se basaba en un acuerdo entre caballeros, y me temo que en el ‘paddock’ no abundan los caballeros”, comentó Ross Brown, director general del campeonato, durante el anuncio de la iniciativa, el jueves pasado en Austin (Texas).

“El objetivo siempre ha sido mejorar la competencia y la acción en la pista, y al mismo tiempo hacer del deporte un negocio más saludable y atractivo para todos”, dijo el presidente de la Fórmula Uno, Chase Carey.

“La aprobación de las reglas por el Consejo Mundial del Deporte Automovilístico es un momento clave y ayudará a ofrecer carreras más emocionantes para todos nuestros aficionados”, añadió.

El límite presupuestario se fijó en 175 millones de dólares para cada equipo, aproximadamente la mitad de lo que gastan actualmente algunas de las escuderías “grandes”, como Mercedes, Ferrari o Red Bull. Claro que quedan fuera de esa suma los salarios de los pilotos y de los primeros tres responsables de cada equipo, así como el marketing.

Los autos para la temporada 2021 serán más pesados, con un modificado enfoque aerodinámico, con aletas delanteras más simples y ruedas más grandes.

El director deportivo de la F1, Ross Brawn, reconoció que los nuevos autos serán más lentos que los modelos del 2019, cercanos a los niveles de rendimiento vistos en 2016, por lo que serán más fáciles de adelantar. Se calcula que los coches pueden llegar a perder entre 3 y 4 segundos por vuelta.

Todt -a través de una videoconferencia desde París- explicó que las regulaciones para 2021 representan un “esfuerzo verdaderamente colaborativo” y destacó que las consideraciones ambientales son un elemento “crucial” para el organismo rector del automovilismo.

En ese sentido, para 2021 el objetivo es duplicar el contenido de combustible renovable al 20%. “La Fórmula Uno ya tiene los motores más eficientes del mundo, y continuaremos trabajando en nuevas tecnologías y combustibles para ampliar aún más estos límites”, sostuvo Todt.

Pese a que el anuncio de los cambios fue acompañado por imágenes de lo que serán los monoplazas en dos años, se aclaró que no existirá un diseño único: cada constructor es libre de presentar un modelo con personalidad definida, diferente al de sus competidores. Fue un punto en el que pusieron énfasis Red Bull, Ferrari y Mercedes para aceptar el plan.

Sin embargo, no hay unanimidad sobre la necesidad de estos cambios: los puristas del deporte argumentan que la Fórmula 1, como la máxima expresión del automovilismo, siempre debe tratar de buscar los límites hacia monoplazas más livianos, de mayor velocidad y superior avance técnico.

Los cambios

Según lo anunciado el jueves, las principales modificaciones reglamentarias serán las siguientes.

1) Techo presupuestal de 175 millones de dólares. Para evitar que se viole, la Deloitte realizará la fiscalización externa. Quienes superen en por lo menos 5% lo pactado serán sancionados: desde una multa económica hasta una penalización deportiva, con la posible pérdida de puntos para el equipo y suspensiones en un determinado número de carreras.

2) Se simplificó el diseño de los autos, eliminando aditamentos aerodinámicos para ganar en estética, aunque sin perder seguridad. Los coches se parecen más a los de los años 80, aunque también tendrán un cierto aire futurista.

3) Para abatir los presupuestos, se reducirá la actividad en el túnel de viento y se trabajará más en la pista. Se limitarán además las modificaciones: después de tres ensayos libres, los autos entrarán en el régimen de parque cerrado y no se los podrá tocar ni para la clasificación ni para la carrera.

4) Se busca facilitar las persecuciones de un coche a otro. Con la reducción a un 86% de la carga aerodinámica total, los autos tendrán una pérdida de un 14% al seguir a otro, cuando actualmente la carga aerodinámica baja al 55%, y la pérdida es del 45% cuando se gira detrás de otro monoplaza.

5) El máximo de carreras por temporada será de 25 (en 2020 están previstas 22). Se eliminará el jueves de los grandes premios y la rueda de prensa se realizará el viernes, el mismo día que los entrenamientos libres.

6) Se aspira a simplificar las suspensiones. No se podrán emplear las hidráulicas. Se separarán las estructuras de la suspensión y sus carenados. Además, como ya se había adelantado en 2018, se usarán las cubiertas de 18 pulgadas, que reemplazarán a las que se emplean en la actualidad, de 13. Estos nuevos neumáticos determinarán el aumento del peso de los autos de 743 kilos a unos 768.

7) Los motores seguirán siendo híbridos (a combustión y eléctricos) pero se buscará un límite en los acuerdos de compra, que será de 15 millones de euros por temporada. También se rebajará su costo a través del aumento del peso mínimo, la restricción de materiales y obligación de igualdad de especificaciones entre los fabricantes (Mercedes, Ferrari, Renault y Honda) y sus equipos clientes.

Según informó la prensa auropea, Ferrari no era partidario de estandarizar piezas y Mercedes y Red Bull trataron de retrasar la implementación de los cambios por un año hasta el último momento, pero la “clase media” de la Fórmula 1, con McLaren a la cabeza, sostuvo la necesidad de evitar que los costos siguieran disparándose.

8) Otro cambio importante se centra en los neumáticos. La fábrica Pirelli deberá procurar que las gomas sean menos sensibles al calor y más duraderas desde el principio. Esto llevará a que la estrategia de los neumáticos no resulte tan determinante en el resultado de una carrera.

9) Se establecieron cinco categorías para los componentes de los autos: algunos serán producidos por cada equipo, otros serán estándares (llantas, discos y calentadores de llantas) que serán elaborados por un proveedor seleccionado en una subasta; los equipos producirán otras partes, pero siguiendo las instrucciones de la FIA; otros serán de código abierto y otros transferibles.

Además, quedó en suspenso otra innovación propuesta: realizar una mini carrera para establecer la parrilla de salida el sábado por la tarde. Se pensaba probar esta idea en algunas carreras de 2020, pero la oposición de algunos equipos obligó a archivarla. Según la prensa especializada, solo por algún tiempo.

Ferrari no descarta su veto a las medidas

Ferrari comunicó que las nuevas reglas para la Fórmula 1 de 2021 son “un buen punto de partida” que puede mejorarse, pero no descarta totalmente usar su poder de veto sobre posibles cambios, informó la web Motorsport.

Bajo los términos de su acuerdo bilateral con los propietarios de la Fórmula 1, la marca italiana tiene un derecho a veto sobre nuevas reglas en base al mejor interés del campeonato.

“Estoy bastante seguro de que cualquier cosa que se publique tendrá que ser retocada antes del comienzo de 2021, e incluso más tarde”, afirmó Mattia Binotto, jefe de Ferrari.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)