ciclismo

"Sin resultado no hay apoyo"

Milton Wynants ganó dos medallas de Oro en los Juegos de Santo Domingo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Wynants ganó doble oro, en ruta y en pista. Foto: AFP

En algunos deportes, la preparación de los uruguayos suele ser muy sacrificada y en algunas ocasiones con lugares para entrenar o prepararse que no son los ideales. Y de esto sabe Milton Wynants, ganador de la mitad de las medallas de oro logradas por Uruguay en los Juegos Panamericanos en los últimos 28 años.

Después de ganar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, última gran participación de un uruguayo en esas lides, sufrió un accidente mientras se entrenaba en la Ruta 90 (en su Paysandú natal) al chocar contra un camión. Estuvo internado, pero el "Gorra" salió adelante, se entrenó para los Juegos Panamericanos de Santo Domingo (República Dominicana) y ganó dos oros: uno en la prueba de puntos en pista y otro en ruta.

Wynants recuerda hoy que en ese momento tenía un respaldo importante, el que se le había otorgado gracias a la medalla olímpica. "Todos los deportes son diferentes, pero nosotros teníamos el apoyo del club y siempre pudimos entrenar para las competencias locales e internacionales. Y los torneos de afuera siempre nos agarraron en ritmo".

Actualmente Milton tiene 43 años y posee un comercio de venta y reparación de bicicletas en Paysandú. Hasta que el fútbol logró el oro el domingo, él había sido el último uruguayo en conseguirlo en un Panamericano. "La meta antes de Santo Domingo era estar en el medallero, no ganar el oro", contó a Ovación.

Luego de la medalla de plata que ganó en Sydney en el año 2000, el apoyo hacia Wynants por parte del Comité Olímpico cambió. Antes de aquellos Juegos Olímpicos recibió 400 dólares durante cinco meses para su preparación, que los utilizó —junto a un dinero que le prestó su cuñado— para cambiar su bicicleta de pista que se había roto.

Luego de la presea plateada, el apoyo económico creció, pasó a percibir 1.000 dólares por mes y también tuvo un apoyo del Ministerio de Deporte. "Ahí la cosa cambió. Al lograr algo importante como una medalla en un Juego Olímpico, el apoyo del comité estaba", sostuvo.

Wynants consiguió una beca durante cuatro años, del 2000 al 2004, pero "había que justificarla. Sin resultado no hay apoyo. Por suerte en esos cuatro años no me crucé de brazos y seguí trabajando y compitiendo en Uruguay; y cuando tuvimos que ir para afuera, logramos bueno resultados".

En 2001 fue cuarto en el mundial de Bélgica, en 2002 logró una medalla de plata y otra de bronce en los Juegos Odesur y finalmente las dos doradas de República Dominicana. Al año siguiente fue segundo en el mundial de Italia, lo que le permitió llegar a los Juegos de Atenas ese mismo año. Fue noveno en la clasificación general y allí le retiraron la beca del COU.

Antes de la competencia en Santo Domingo se fue un mes a Estados Unidos, donde encontró el apoyo de Carlos Laborde, un uruguayo que está vinculado al ciclismo en ese país. "Conseguimos un lugar para quedarnos y participar en distintas competencias. Eso nos mejoró muchísimo, porque acá en Uruguay estábamos en pleno invierno y no había torneo, no se podía entrenar. El clima allá nos ayudó mucho."

"Me queda la satisfacción de que siempre que se logró salir a competir, se lograron resultados a nivel internacional, aun con muchas diferencias con respecto a otros países. Soy un agradecido a todos los que me ayudaron".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados