GOLF

Renacerá de sus cenizas...

Pese a la destrucción se seguirá jugando en el Club de Golf del Cerro

Destrucción. El incendio arrasó con el club house.
Destrucción. El incendio arrasó con el club house.

El pasado domingo el golf uruguayo recibió una nueva y desgarradora puñalada: el Club de Golf del Cerro, institución señera en nuestro país, ardió en llamas, por razones que todavía se desconocen y que investiga el Departamento de Bomberos. Las pérdidas fueron totales.

El Club de Golf del Cerro, fundado en 1920, es la organización de este deporte más antigua de Uruguay. Nació por impulso del frigorífico estadounidense Swift, que se instaló en el Cerro y aplicó una tradición de casi todas sus filiales internacionales: disponer de un campo de golf para entretenimiento de sus dirigentes.

Su sede fue construida en los Estados Unidos y traída al Uruguay durante la Segunda Guerra Mundial con materiales que datan de 1905. Su primer nombre fue Chimont Golf Club (haciendo referencia a la casa matriz del frigorífico en Chicago y a su ubicación en Montevideo). A mediados de la década de 1940 pasó a llamarse Swift Golf Club y en los 50, tras el retiro del país del frigorífico, tomó su nombre actual.

Durante el siglo XX recibió a varios de los torneos más importantes de nuestro país y era considerada como uno de las mejores canchas de la región por su ubicación. Algunos hoyos con vista al Río de la Plata, otros sobre la ladera del Cerro de Montevideo, hacen del recorrido algo muy disfrutable para los golfistas.

Así era. El Club del Cerro, una casa para todos los golfistas.
Así era. El Club del Cerro, una casa para todos los golfistas.

Desde hace tiempo, el club ha estado sufriendo una situación financiera complicada. Muchos de sus socios abandonaron el padrón. El estigma de la inseguridad de la zona, sumado a otros factores, lo llevaron a esta difícil posición. En sus mejores años, el club llegó a tener 300 socios, pero hoy en día cuenta con cerca de 150.

Con gran esfuerzo la directiva presidida por Nelson Olivera ha estado haciendo un trabajo impecable, tratando de captar nuevos socios genarar nuevos golfistas, a través del Programa Puerta de Entrada al Golf y con la Escuela Chimont que ayuda a niños de la zona, entre otras loables acciones.

Lamentablemente, el edificio sede del club sufrió pérdidas totales, salvo en el área del Depósito de Palos, donde los daños fueron menores. La antigüedad de las instalaciones, así como también la situación financiera del club, determinaron que no se contara con un seguro por el alto costo relacionado. Con el fuego, no solo se sufren las pérdidas edilicias, sino también una importante parte del acervo histórico del golf uruguayo, entre archivos, trofeos y otros objetos que existían en el local.

Albatros News dialogó con el directivo de la institución Carlos Eguía, quien manifestó que el club seguirá funcionando normalmente más allá de las pérdidas. De más está decir que ahora más que nunca el Club de Golf del Cerro necesita de la ayuda de todo el pueblo uruguayo y de las autoridades municipales y del deporte nacional. Estamos seguros de que como el Ave Fénix, el Club resurgirá de la cenizas y continuará siendo un referente del golf uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)