Boxeo

Está contra las rejas

“Hacen cola” para demandar a Pacquiao, que podría ir entre uno y cuatro años a la cárcel.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Caso. Manny Pacquiao es el centro de las demandas presentadas.

Y a las demandas por fraude y ocultamiento de la verdad, pues luego de la pelea Pacquiao dijo que tenía una lesión en el hombro derecho que le impidió mover dicho brazo en forma normal, pero horas antes del combate llenó un formulario donde puso que no tenía problemas de orden físico que pudieran atentar contra su rendimiento arriba del ring, tienen hasta nombre propio; para darle mayor crédito a las acciones iniciadas por sus titulares, salieron del anonimato: Staphane Vancel y Kamil Rahbaran fueron los dos primeros entre los ahora cinco demandantes que presentaron sus reclamos en perjuicio del pugilista asiático.

Según se supo ayer, lo que el filipino firmó en el citado formulario le puede acarrear ahora graves dificultades, ya que en ese acto juró bajo la pena de perjurio que la información que proporcionó a la Comisión Atlética de Nevada era verdadera y correcta en todos sus datos.

En ese sentido, el The NewYork Times detalló en la víspera qué es lo que establece la ley en el estado de Nevada (ver aparte: "La Pena") para casos como el de Pacquiao, indicando que si el púgil es considerado culpable, no sólo deberá atender en el plano económico los reclamos de sus demandantes: "El castigo por un delito de ese tipo es de uno a cuatro años de cárcel", describe el diario.

La mano viene tan "pesada" que Michael Kroncz, quien es el representante legal de Pacquiao, le dijo a The New York Times que fue él "y no Manny" quien llenó el formulario, además de que, en realidad, lo que ocurrió fue que "no leí bien las preguntas", por lo que se excusó por su error.

Kroncz agregó: "Fue sólo un error involuntario, no estaba tratando de ocultar nada. si hubiera sido así, habría dado la lista de medicamentos que tenía pensado usar? Simplemente, creo que no leí en forma correcta el cuestionario".

Lo cierto, pues, es que las demandas —tal lo que señaló la agencia de noticias Reuters— han sido presentadas en tribunales federales de los estados de Texas, Illinois, California y Nevada, buscando una indemnización en base a las leyes destinadas a proteger a los consumidores, y recompensar a quienes compraron entradas, pagaron para ver la pelea por televisión y hasta a aquellos que apostaron por el resultado del combate.

Una de las acciones judiciales va también contra Mayweather Promotions, Showtime y DirecTV, pero el que está más contra las cuerdas —y las rejas— es Pacquiao.

La pena.

El capítulo 199 de la ley del estado de Nevada dice que "una persona que, en una declaración hecha bajo pena de perjurio, hace una declaración deliberada y falsa es culpable de perjurio o soborno de perjurio, según sea el caso, lo que es un delito grave de categoría D y será castigado". La pena es de uno a cuatro años de cárcel y una multa de hasta cinco mil dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)