GOLF

Reed, el nuevo maestro

Logró el primer Major de su carrera tras un final dramático

Ganador. Patrick Reed, feliz con el saco verde y el trofeo de Augusta. Foto: AFP
Ganador. Patrick Reed, feliz con el saco verde y el trofeo de Augusta. Foto: AFP

El domingo finalizó la edición 82 del Masters de Augusta en Georgia, Estados Unidos, sin dudas el torneo mas prestigioso del mundo y el primero de los cuatro Majors que se juegan a lo largo del año. Clifford Roberts y Bobby Jones, junto al legendario diseñador de canchas Alister Mackenzie, crearon el campo de golf más impresionante de todos.

El Masters se destaca por la magia, belleza y perfección en cada uno de los detalles creando una atmósfera única. Es por eso que el mundo del golf se detiene año a año para observar a los mejores jugadores del mundo batallar en Augusta National.

La ronda final de esta edición partía con Patrick Reed como líder con una ventaja de tres golpes sobre Rory Mcllroy, quien no tuvo un buen día y poco a poco se fue alejando de la punta, finalizando empatado en el quinto lugar. Esto sin duda ayudó a Reed a jugar un poco más relajado, pero siempre pasan cosas increíbles en el Masters: tanto Rickie Fowler como Jordan Spieth comenzaron a hacer birdies y así ejercer presión sobre Reed.

Spieth logró nueve birdies en la ronda final, lo que hizo enloquecer al público que claramente estaba de su lado. Luego del birdie en el 16 alcanzó la punta y parecía que podía lograr la hazaña de ganar habiendo arrancado la última ronda nueve golpes por detrás del líder. Pero un bogey en el último hoyo, después de pegar un muy mal tiro de salida, lo dejó sin chances de conquistar su segundo Masters.

Por su parte, Fowler hacía lo suyo y con birdies al 8,9,12,13,15 y 18 llegaba a 14 bajo el par y le ponía presión al líder, quien ya no tenia margen para cometer errores.

Pero Reed se mantuvo firme en todo momento. Si bien se notaban sus nervios nunca se equivocó y se mantuvo siempre en lo mas alto. El momento mas dramático de la jornada fue en el hoyo 17, donde enfrentaba un largo chip luego de fallar el green. En ese mismo instante Fowler lograba birde en el 18 y le ponía toda la presión. Fue allí donde Reed mostró su templanza e hizo un gran approach que tocó el hoyo y luego pudo convertir su putt. En el hoyo final solo necesitó el par para conseguir su primer Major y alcanzar la gloria.

Con rondas de 69-66-67 y 71 totalizó 273 golpes (-15) para imponerse por uno sobre Fowler. “Es casi imposible articular palabra”, explicó muy emocionado con la chaqueta verde puesta y un premio de 1,98 millones de dólares. “Pude demostrar estar capacitado mentalmente para lograr mi primer major”.

Esta victoria, además, lo asciende hasta el puesto 11 en el ranking mundial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º