Atletismo

Y eso que tiene problemas de espalda

Usain Bolt, que padece escoliosis y tiene una pierna más corta que la otra, logró otro triplete en Beijing.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Usain Bolt

Como es costumbre, Usain Bolt apareció en El Nido e hizo historia tras obtener su cuarto triplete en grandes campeonatos.

Campeón individual de 100 y 200 metros, remató el triplete dorado en Beijing como último relevista del equipo de Jamaica, otra vez ganador, ahora con una marca de 37.36, frente a un cuarteto estadounidense que al final resultó descalificado, luego de que el tercer intercambio del cilindro, entre Tyson Gay y Mike Rodgers, se produjera fuera de zona. Finalmente China obtuvo la plata (38.01), y el bronce fue para Canadá (38.13).

En su carrera, la estrella jamaiquina posee cuatro tripletes en campeonatos globales y 11 medallas de oro, dejando escapar una sola —por su culpa— durante los últimos siete años.

Da igual que llegue a los grandes campeonatos en mejor o peor condición física, con alguna derrota o con una racha inmaculada de victorias. A la hora de la verdad el resultado es el mismo: siempre gana él, a menos que lo descalifiquen, como le sucedió en la final mundialista de Daegu 2011 por precipitarse en la salida.

Previo al Mundial, la prensa especulaba con que la estrella jamaiquina de 29 años, recién cumplidos, estaba en grave riesgo de perder la hegemonía mundial de la velocidad en esta segunda visita a Beijing, pero de las capas profundas de su memoria rescató escenas que asombraron al mundo en los Juegos Olímpicos del 2008, cuando arrasó por primera vez los récords mundiales de 100 (9.69), 200 (19.30) y 4x100 metros (37.10). Y no dejó que Justin Gatlin se saliera con la suya.

Para una persona con la pierna izquierda un centímetro y medio más larga que la derecha, que padece escoliosis y continuas molestias en la espalda, no está nada mal. Su morfología de 196 centímetros y 76 kilos se adapta mejor al 200, su prueba predilecta, que al 100 y ha tenido que trabajar a fondo los desequilibrios de su cuerpo para alcanzar la excelencia en el esprint.

La eterna sonrisa de Bolt oculta a veces dolores físicos. Durante toda su carrera deportiva ha tenido que enfrentarse a sus propios desequilibrios. Las tablas de ejercicios abdominales y lumbares constituyen el pan de cada día para el jamaicano, que de vez en cuando se ve obligado a interrumpir los entrenamientos por culpa de sus molestias en la parte baja de la espalda.

Su trayectoria atlética experimentó un gran impuso desde que, con 18 años, encontró a Glen Mills, el entrenador que le encomendó a los cuidados del médico alemán Muller-Wolhlfahrt, a quien visita con frecuencia.

Una vez que Bolt recompuso su cuerpo, sus cualidades innatas le otorgaron la supremacía y le dieron la posibilidad de mover sus piernas a la misma velocidad que sus rivales.

Con los Juegos de Rio 2016, se viene una nueva posibilidad de agrandar su leyenda.

"Este es un gran equipo, hemos hecho un trabajo muy serio desde la salida y se lo agradezco a todos. Los relevos son mi prueba favorita", dijo Bolt.

RÉCORD.

Eaton - Fue de oro.

El estadounidense Ashton Eaton adornó su segundo título mundial consecutivo de decatlón con un nuevo récord del mundo, una suma de 9.045 puntos que eleva en seis su plusmarca anterior. Se trata de la quinta medalla de oro consecutiva para Eaton en grandes campeonatos en la prueba combinada al aire libre, puesto que ya había logrado en los cuatro últimos torneos globales desde 2012. Segundo terminó Damien Warner y tercero Rico Freimuth.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)