rally DAKAR

Un príncipe en los caminos del Dakar

El catarí Nasser Al- Attiyah se luce en el rally.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Piloto. Nacido en Doha, Al-Attiyah fue campeón del rally Dakar en la edición del 2011. Foto: AFP

Un competidor del Dakar 2015 se ha robado todas las miradas en los últimos días. No solo por su formidable actuación (va primero hasta el momento en la categoría autos), sino por su historia de vida, totalmente atípica al resto de los competidores.

Se trata de Nasser Al-Attiyah, un piloto nacido en Doha y vinculado a una de las familias más poderosas de su país. Él es primo hermano del actual Emir y por dicha condición es tratado como "príncipe". Su padre fue ministro de Energía.

Participa activamente, por ejemplo, de la Qatar Foundation, patrocinadora del Barcelona y habla del Mundial 2022, como si fuera un tema propio.

De 44 años de edad, Al-Attiyah tiene otras particularidades, como ser el único deportista catarí en obtener una medalla olímpica, en un deporte que poco tiene que ver con los fierros. En los Juegos Olímpicos de Londres 2012, consiguió el bronce en tiro al plato, disciplina en la que también es experto y a la que llegó por otra situación poco convencional.

Resulta que el presidente de la Federación de Automovilismo del país pertenecía a una familia rival a la suya, lo que le costó no poder competir durante siete años.

Pero la familia es la familia y cuando los suyos retomaron el control del poder en el ámbito deportivo, Nasser retornó al rally, al que había llegado en 1989.

Para el año 2006, Nasser se convirtió campeón del Campeonato Mundial de Rally de Automóviles de Producción y participó en 39 pruebas del Campeonato Mundial de Rally.

Dakar.

Al mundo de la competencia más extrema del automovilismo llegó en 2004, cuando finalizó octavo. Luego tuvo algunas accidentadas en las que debió abandonar y en 2011 le llegó el primer título a bordo de un Volkswagen.

Los años siguiente compitió para BMW y Hummer y en alguna edición hasta creó su propio auto para correr. Tras algunos fracasos, decidió volver con Mini, marca para la que corre actualmente.

El encargado de la Comisión de Pilotos de Rally de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) es una estrellas en su país y disfruta me meterse en el desierto y afrontar la aventura: "Tenemos mucha arena en Catar", había dicho con humor alguna vez. Eso sí, aclara que todo lo que hace es por ocio, ya que su sustento se basa en las 40 empresas familiares que maneja.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)