BOXEO

Preparó galletas para la cena

La “porteña” Comunales quiere pollo, pero tiene su propio “menú” de pelea.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Radisson.Cecilia Comunales con Jorge Ocampo, su técnico; mañana, tiene un plato fuerte. Foto: Jorge Savia

Y o quiero el de pollo, amo comer pollo; y entre los postres, el que más me gustó es ese que tiene chocolate y dulce de leche: es el más contundente; yo espero que me guarden un platito después de la pelea...¡Ja! ¡Ja! ¡Ja!

Cecilia Comunales bromea, pero habla con propiedad, al mismo tiempo, porque hace más de diez años, cuando aún no había descubierto la pasión por el boxeo, vino desde Paysandú a estudiar para cheff en la escuela de gastronomía de Montevideo; de ahí a que se refiera de esa manera a los tres menú que hay en la carta de la cena de gala que se servirá mañana en la velada del Radisson que tiene como una de las protagonistas centrales a “La Reina”.

“Me gusta hacer lasañas, por ejemplo, aunque allá (en Buenos Aires) el que cocina es mi esposo. Es mi chef, pero como dama también tengo las responsabilidades del hogar y yo me ocupo de la limpieza. Igual, en el futuro me gustaría volver (a la cocina). Ahora mismo tengo ganas de estudiar nutrición deportiva, porque soy muy de mirar el tema de la alimentación saludable en internet...y a la vez hacer; por ejemplo, miro en televisión cómo se hacen omelettes con avena y clara de huevo, y eso lo implementé en mi dieta. Yo le echo cacao, edulcorante, frutas...y llego de entrenar y como eso, que tiene pocas calorías y llena”.

En realidad, hay un motivo de vida por el cual la sanducera se alimenta de esa manera: hace un año y tres meses se radicó en Argentina con el fin de dedicarse al boxeo a pleno y su rutina diaria es diferente, y más exigente, que la de la mayoría de los boxeadores uruguayos, por ejemplo.
“Hay algo que el ‘profe’ (Jorge Ocampo, su técnico) implementa para todos en el gimnasio: no prepararnos para una pelea puntualmente, sino estar siempre preparados para cuando sale una pelea. Por eso, en general, desde que en diciembre pasado vine a pelear a Canelones, no paré en ningún momento, siempre guanteo a fondo y entreno como si fuera a pelear el fin de semana, y eso está bueno, porque en el gimnasio somos unos 15, cuatro mujeres, pero por el tema de la altura y la velocidad, guanteamos todos con todos, y como los chicos que son amateur pelean muy seguido, al fin todos estamos en ese mismo ritmo de pelea”.

Vive en Ciudad Evita, “cerca del predio de la AFA, en una zona muy tranquila, muy verde”, donde se siente “cómoda”, al extremo de que “tramité la residencia y ya me dan el DNI argentino dentro de uno o dos meses”; y ahora vino para pelear con la dominicana Lina Milagros Tejada, con un tipo de trabajo que todavía no había hecho el año pasado cuando le ganó por KOT en el 5° round, pero sin convencer, a la discreta argentina Alicia Susana Alegre.

“Esa vez, cuando volví, me pasó que me había preparado sólo para esa pelea. En ese entonces, armaba un plan de entrenamiento para tal fecha, y eso en la Argentina no es así. Hasta los chicos amateur, el ‘profe’ los tiene siempre bien entrenados, porque por ahí les avisan un lunes: ‘Mirá que peleás el viernes’. Yo entrené muchísimo en este tiempo, y creo que mejoré muchas cosas, sobre todo la defensa”.

Mañana se verá si es cierto. Mejor dicho, más que una rival que ganó 8 peleas por KO de 10, esa es la prueba: “Con el récord que tiene, me doy cuenta que no debe ser mucho de salir a estudiar, así que yo no le voy a dar la chance de que salga en el primer ropund con todo y yo la espere.Voy a ir con las manitos arriba, pero a buscar mi KO igual que ella”.

Por si le guardan algo, no sea cosa que se enfríe la cena: aunque sea de gala la chef ya tiene prontas unas “galletas”.

“Bien por la gracia de dios, amén”.

“Estoy bien, por la gracia de Dios; aquí estamos, con fe, pero después de todo va a ser lo que Dios quiera”, dijo Lina Milagros Tejada, que hace 9 peleas y tres años que no pierde, y ganó 8 de sus últimas 9 por KO: una en el cuarto round, otra en el segundo, y ¡seis en el primero!

“Yo vine a pelear y creo en mí porque estoy en buena condición y porque siempre estamos con Dios. Amén”.

En el lobby del Hotel Radisson, la dominicana que es la primera vez que sale de su país, le dijo ayer Ovación: “Esto es fascinante, gracias a Dios llegamos aquí, sanos y salvos a tierra firme, así que estamos para pegar fuerte. Por eso le damos gracias a Dios. Amén”. (Sic)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)