GOLF

Patrick Reed, figura de la nueva generación

El golfista estadounidense afirmó que se sacó una mochila grande tras ganar en el majors de Augusta en 2018; tiene mucho futuro por delante. 

Patrick Reed. Actualmente está en el puesto 17 del mundo; ganó el Northern Trust Open.
Patrick Reed. Actualmente está en el puesto 17 del mundo; ganó el Northern Trust Open.

El norteamericano Patrick Reed, campeón del Masters de Augusta, está haciendo sus últimos ajustes para comenzar la temporada. Albatros News tuvo la oportunidad de caminar con él mientras jugaba por primera vez en The Bridge Golf Club.

Reed, de 29 años y oriundo de Texas, culminó noveno en el ranking de la Fedex Cup y actualmente está rankeado 17. Es una de las principales figuras de la nueva generación. Durante la ultima temporada consiguió una victoria en el Northern Trust Open y acumuló 3.593.844 dólares.

Patrick confesó su amor por esta parte de Nueva York debido a la cantidad de campos de primer nivel mundial que hay en la zona siendo esta una de la razones por la cual se construyó una casa en Southampton para poder vacacionar.

The Bridge es un campo extremadamente difícil par 72 de 7339 yardas y sin embargo Reed hizo 68 (-4) sin ni siquiera esforzarse. Son muchas las cosas que valen la pena recalcar luego de haber visto de cerca pero lo mas impresionante es la precisión a la hora de ejecutar cualquier tiro. Reed dijo: “cada vez que tengo un tiro de 50 yardas para abajo pienso en meterla, esa es la manera de dejarla cerca. Si pienso en dejarla en un área grande entonces mi margen de error va a ser mayor provocando peores resultados”.

Si bien es uno de los jugadores que más torneos juega en el año, no hace nada en lo que refiere al entrenamiento con pesas, pero trabaja mucho en estiramiento y bicicleta para trabajar sus piernas.

Respecto a su victoria en el Master de Augusta en 2018 confesó haberse sacado un gran peso de arriba porque si bien sabía que iba a ganar majors hasta que no pasa siempre esta la incógnita.

Jack Nicklaus y Arnold Palmer le habían asegurado que iba a ganar varios majors y que iba a tener que aprender a lidiar con la presión de dormir la noche anterior a la ronda definitiva estando en la punta.

Ambas leyendas le dijeron que no iba a poder dormir, que las horas antes de salir a jugar la ultima ronda se iban a hacer interminables y pese a esto debía concentrarse y salir a hacer su trabajo. Lo curioso es que nada de esto sucedió, pues Patrick comentó que increíblemente esa semana estuvo enfermo y la última noche antes de la definición durmió como cualquier otro día.

El golfista Sintió una gran calma durante todas las horas previas y lo único que hizo diferente en su rutina fue ponerse los auriculares para escuchar música antes de llegar al campo para no sentir la locura que se vivía en el club. “Cuando estaba llegando al tee del uno la presión me pegó en la cara, fue una sensación paralizante. Mi caddie estaba duro en el tee y estaba muy nervioso. Lo único que quería era pegar el primer tiro y salir de ahí porque una vez en el campo sabía que los nervios se iban a equilibrar”, señaló.

Será sin dudas uno de los jugadores a seguir de cerca ya que con el potencial y la confianza que tiene puede ganar cualquier semana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)