TOUR DE FRANCIA

De pasear en Kenia, a tricampeón

Chris Froome, el británico nacido en Nairobi, alcanzó su tercer Tour de Francia y se metió en la historia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alegría. La de Cristopher Froome luego de quedarse con su tercer trofeo en el Tour. Foto: Reuters

Christopher Froome, "el hombre tranquilo" que aprendió de niño que la bicicleta era un elemento de libertad dando paseos por el Monte Kenia, se coronó ayer en el podio de París por tercera vez, una cifra que le coloca en la historia junto al belga Philippe Thys, el francés Louison Bobet y el estadounidense Greg Lemond.

El alemán André Greipel se sumó a la fiesta como ganador al esprint de la última etapa, disputada en clave de fiesta y homenaje al campeón. Greipel, aprovechó la última opción en la capital francesa en una apretada llegada en la que batió al eslovaco Peter Sagan y al noruego Alexander Kristoff, dando tiempo a un pelotón que cerró en línea, abrazado, todo el equipo Sky con Froome en el centro.

Froome volvió a sentir "una sensación que persigue todos los ciclistas" en la cúspide del podio parisino, acompañado del francés Romain Bardet, orgullo del ciclismo galo, segundo clasificado, y del colombiano Nairo Quintana, tercero.

Froome utilizó armas inusuales en momentos inesperados. Un triunfo cómodo, sin más sangre que la que le produjeron las heridas en sus dos caídas.

A diferencia de sus anteriores años triunfales, donde resolvió en las primeras etapas de montaña, Les Domaines en 2013 y La Pierre de Saint Martin en 2015, Froome sorprendió en descensos suicidas, arriesgando el cuerpo por un puñado de segundos, o en escapadas por sorpresa en el llano. En las dos contrarrelojes marcó las diferencias.

Froome dejó grabadas las mejores fotos del Tour. Para la historia queda su carrera a pie en el Mont Ventoux, en un ataque de pánico tras estrellarse contra una moto. Y la caída en las faldas del Mont Blanc, que a punto estuvo de costarle el Tour.

Además, la edición número 103 del Tour de Francia marcó un récord, el de mayor número de ciclistas que acabaron la prueba, 174, después de que solo 23 se retiraran antes de llegar a París. El récord anterior lo tenía el Tour de 2009, cuando llegaron 170 corredores.

Peter Sagan, ganó tres etapas y se enfundó el quinto maillot verde de la regularidad consecutivo y fue declarado "supercombativo" del Tour 2016.

Majka se adjudicó el maillot de puntos de rey de la montaña por segunda vez y el jersey blanco de mejor joven fue a parar por primera vez a las espaldas de un ciclista británico, Adam Yates, de 23 años, feliz además con el cuarto puesto de la general.

Adam Hansen: 16 grandes vueltas consecutivas.

El australiano de 35 años, nacido en Gold Coast, alcanzó un récord increíble como ciclista profesional: 16 grandes vueltas consecutivas. “Grandes vueltas” son consideradas la Vuelta de España, el Giro de Italia y el Tour de Francia. Desde La Vuelta de España en 2015, Hansen, tiene el récord de grandes rondas consecutivas.

En dicha competencia superó el record del español Bernardo Ruiz, quien hizo 12. La tanda de grandes rondas seguidas la empezó en 2011, también en La Vuelta de España. Desde entonces, no ha fallado en ninguna. De todas maneras, solamente ganó dos etapas entre todas las competencias que disputó: en el Giro de Italia en 2013, camino a Pescara y en La Vuelta de España de 2014, en la etapa disputada en Cangas de Morrazo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)