LIMA 2019

Panamericanos: Nicolás Cuestas fue séptimo en la maratón que ganó el peruano Pacheco

En el circuito del Parque Kennedy, el atleta uruguayo logró su mejor marca personal.

Nicolás Cuestas corriendo la maratón masculina en Lima. Foto: COU.
Nicolás Cuestas corriendo la maratón masculina en Lima. Foto: COU.

El esfuerzo, el trabajo y la preparación de casi ocho meses tuvieron su recompensa. Nicolás Cuestas sabía que la de ayer era su carrera y no falló.

El atletismo uruguayo salió a escena en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 con la presencia del fondista de 32 años en la maratón que tuvo lugar en el circuito del Parque Kennedy de la capital peruana. Con un tiempo de dos horas, 13 minutos y 59 segundos, fue séptimo en la prueba madre del atletismo, consiguiendo además su mejor marca personal.

“Me sentí muy bien. Había tenido una última semana de entrenamiento muy dura y llegué a Lima con dolor de garganta, algo que me molestó bastante, pero ya todas estas cosas las tomo como experiencias y trato de aprender de ellas”, le contó Cuestas a Ovación.

El fondista hizo una gran tarea en las calles de Lima luego de haber completado una preparación que incluyó casi ocho meses con una muy buena performance en la maratón de Rotterdam y entrenamientos en la altura de Colombia.

Nicolás Cuestas tras su participación en la maratón panamericana. Foto: COU.
Nicolás Cuestas tras su participación en la maratón panamericana. Foto: COU.

“Llegué el miércoles, hice un trabajo específico y salió todo bien. Por momentos pensé que no iba tan bien y como ya me conozco bastante eran nervios típicos de la competencia, porque la maratón tiene un ritmo más lento y es una carrera más larga, entonces uno se pone ansioso”, remarcó.

El circuito fue nuevo para Cuestas, pero eso no impidió una gran labor. “Mi idea era ser top 5, pero quedar séptimo me deja muy contento porque además es mi mejor marca en esta prueba tan complicada”.

Una de las particularidades que tuvo la carrera para el uruguayo fue que en el kilómetro 38. “venía con tiempos como para bajar las dos horas y 13 minutos, pero sufrió un calambre y tuvo que apelar a la fuerza emocional, meter y no venirse abajo. Se sobrepuso y siguió corriendo de manera muy controlada para poder quedar entre los mejores”, contó Martín Mañana, su entrenador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)