Informe

Olas ideales

El Río de la Plata es el mejor "potrero" para aprender

Vela, Río de la Plata
Vela, Río de la Plata
Vela, Río de la Plata
Vela, Río de la Plata
Vela, Río de la Plata
Vela, Río de la Plata

"El Río de la Plata es el potrero ideal, es considerado uno de los más difíciles de navegar del mundo".

Así de sencilla es la razón de que a los navegantes uruguayos les vaya tan bien en las competiciones internacionales, según la explicación que le da a Ovación el bicampeón mundial de vela y abanderado por Uruguay en los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996, Ricardo Fabini.

"Uno, desde chico, se adapta a las circunstancias del oleaje y los vientos. Los niños aprenden a ser polivalentes y navegar bien en cualquier situación", agrega.

Esa es una de las explicaciones del porqué de la cantidad de medallas en Panamericanos y Mundiales que han obtenido los deportistas uruguayos que practican la vela.

"Estamos rodeados, además, por el Río Uruguay y el Océano Atlántico que son espectaculares para navegar. Si cambiásemos de lugar con Paraguay, no tendríamos nuestro éxito", sentencia Fabini.

Si bien los deportes de vela en Uruguay se practican desde comienzos del siglo pasado, es en las últimas tres décadas donde se concentra la mayoría de los éxitos del país a nivel mundial y panamericano; convirtiéndose en una de las disciplinas más ganadoras en el palmarés del país.

Según la Federación Uruguaya de Yachting y Vela, los títulos mundiales que posee el país son seis en mayores y tres junior. En cuanto a medallas panamericanas, tiene una de oro, tres de plata y cinco de bronce.

Fabini sostiene que otros de los factores que explican estos éxitos son: la corta edad con la que los atletas uruguayos comienzan a navegar y la cantidad de horas que tienen de entrenamientos. No obstante, aclara que en este último aspecto, a lo largo de los años hubo cambios. "Hoy por hoy el niño espera al entrenador en tierra. Antes, ya estábamos navegando cuando llegaba".

El secretario del instituto náutico del Yacht Club, Rodrigo Clemente, cuenta que la escuela de navegación comienza desde los siete años y no tiene un límite de edad para iniciarla. "Los niños empiezan en la categoría Optimist, como Dolores Moreira (ganadora el sábado una medalla de plata) y dentro de ella pasan por varias etapas. Tienen la escuelita, luego, al año, pasan a principiantes y cuando cumplen un tiempo prudencial pasan a timoneles, donde comienzan los campeonatos a nivel de Federación".

Aproximadamente a los 15 años, o dependiendo del tamaño del atleta, vuelven a cambiar de categoría y deciden cuál es la clase que quieren seguir. En el Yacht Club se dan: Láser, ya sea estándar, radial (categoría en la que "Lola" Moreira obtuvo la plata ) y 47; 29er; windsurf y snipe, que es donde se obtuvieron los principales logros.

Fabini difiere con Clemente, en que no siempre la elección es "por el gusto". "En mi caso elegí Snipe porque era pequeño y al ser un barco en el que son dos quienes navegan, balanceaba mi tamaño. Además, era una disciplina que se desarrollaba fuertemente en la época del 75 tanto acá como en los países vecinos, y era Olímpica. Probablemente si fuera una posibilidad, hubiese elegido el 470, que era una categoría muy veloz".

Además de la cantidad de tripulantes del barco (Láser y windsurf tienen uno y Snipe y 29er dos), la diferencia entre las clases radica en el tamaño del barco y la capacidad técnica que es necesaria para maniobrar la vela. "El láser es el más básico", afirma Fabini.

Si bien Uruguay cuenta con talento natural y una inigualable posición geográfica que prepara a los atletas para los escenarios más difíciles; lo económico siempre es un problema para los deportistas del país.

No hay atletas uruguayos profesionales en el deporte de la vela; ya que no puedan vivir de él; ni siquiera los campeones mundiales o panamericanos.

Fabini cuenta que "en el 95% de los casos siempre significa un esfuerzo propio. En el 89 cuando ganamos el Mundial, hasta diez días antes no íbamos a ir a Japón porque no nos daban los recursos".

El bicampeón mundial agrega, que en septiembre volverá a competir en el torneo que ya ganó dos veces, la primera hace 25 años. "Es en Italia. Golpeé diferentes puertas buscando apoyo pero nadie quiso ayudarme. Son US$ 6.000 dólares lo que necesitamos para ir".

Dolores Moreira, minutos después de obtener la plata panamericana, también contó que quería participar del Mundial de Omán como preparación para Rio 2016, pero no cuenta con los recursos para hacerlo.

Ante estos casos, se impone preguntarse: Si a estos deportistas les resulta complicado encontrar apoyo, ¿qué queda para los demás?

Un deporte caro que tiene atletas de nivel mundial.

Hoy en día existen unos siete clubes de navegación grandes en Uruguay: Yacht Club, Punta del Este, Colonia, Solís Chico, Cufré, Nautilius y Náutico. Sumando a los pequeños, que se encuentran desperdigados por Uruguay, suman aproximadamente 30.

Rodrigo Clemente del Yatch Club explica que aunque "hubo un boom en las últimas tres décadas, la náutica siempre se destacó. Los atletas que están en un nivel competitivo, están a la par de los mejores; pero falta bastante. El principal problema es el económico".

Para concurrir al Yacht Club los niños deben asociarse al club, pagando una cuota mensual de $ 1.600. También deben comprar el barco, que tiene un costo de unos US$ 2.000. En la categoría de "Lola" Moreira, láser radial, el barco vale alrededor de US$ 4.000. Además, debe pagar el lugar donde guardarlo que tiene un costo de $ 500 y el mantenimiento que es de $ 1.000. Clemente cuenta que "aproximadamente son 200 niños que participan anualmente" entre los socios, los alumnos del Colegio Richard Anderson y del Liceo Francés, y los niños del INAU a quienes le brindamos clases gratuitas. "Recientemente becamos a un niño que se destacaba en la escuelita, porque queremos que lo económico no sea impedimento".

PRIMER TÍTULO URUGUAYO EN UN TORNEO MUNDIAL.

89 - Ricardo Fabini buscará su tercer título mundial en el torneo de Italia 2015.

La dupla formada por Ricardo Fabini y Harold Meerhoff fue la primera en conseguir un título mundial en vela para Uruguay. Lo hicieron en la categoría Snipe. Fabini se volvió a coronar campeón, comandando al "Memo Memulini", de Santiago Mesa, en la Clase IMS, junto a una selecta tripulación en el mundial disputado en España, en 2005.

MARIANA FOGLIA: LA BICAMPEONA MUNDIAL.

04 - Mariana Foglia irá al Mundial de Miami en busca de su clasificación a Rio 2016

Mariana Foglia está buscando la clasificación a Rio 2016, junto a su esposo, Pablo Defazio, en la categoría Nacra 17. La atleta ya es bicampeona mundial de la clase Snipe, tras ganar junto a su hermana Andrea, los torneos de Noruega 2004 y Punta del Este 2006. Además, posee cuatro títulos sudamericanos y ocho campeonatos nacionales consecutivos.

ALEJANDRO FOGLIA: TRES PARTICIPACIONES EN JJ.OO.

12 - El atleta Alejandro Foglia tiene una beca del COI y entrena en España.

Alejandro Foglia es el atleta de vela más destacado de la última década. Participó en tres Juegos Olímpicos representando a Uruguay: Atenas 2004, Pekín 2008, donde fue el encargado de llevar el Pabellón Nacional en el desfile inaugural, y Londres 2012, donde obtuvo un diploma olímpico, al terminar segundo en la final B, octavo en el ranking general.

DOLORES MOREIRA, LA PLATA DE TORONTO 2015.

15 - Moreira es la mujer más joven en obtener una medalla panamericana.

La uruguaya "Lola" Moreira obtuvo el segundo puesto en la final de vela, categoría "láser radial femenino" en Toronto 2015, consiguiendo la primera y hasta ahora única medalla para Uruguay en esta edición de los Juegos Panamericanos. Además, es la primera sudamericana en clasificar a la vela de los Juegos Olímpicos de 2016.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados