NATACIÓN

La natación va a los Juegos Panamericanos de Lima a superarse

Inés Remersaro, que competirá en 50 y 100 metros libres, va por mejorar sus marcas y quiere seguir el camino rumbo a Tokio

Nadadora
Nadadora. Inés Remersaro competirá en 50 y 100 metros libres en Perú. Serán los cuartos Juegos Panamericanos de la nadadora de Biguá. 

Uruguay carece de infraestructura para desarrollar un deporte tan exigente como la natación y eso marca a las claras una gran diferencia con el resto de los países que estarán en los Juegos Panamericanos.

Inés Remersaro tiene 26 años pero mucha experiencia internacional. La de Lima 2019 será su cuarta participación en Juegos Panamericanos y compartirá la delegación de natación junto a Gabriel Melconian, Enzo Martínez, Nicole Frank y Micaela Sierra.

Para varios de los representantes celestes, esta presencia en Lima tendrá una antesala mundialista en Corea del Sur en el torneo que comenzó el viernes y terminará el 28 de julio.

Se trata de un certamen tan importante como imprescindible ya que para poder seguir en carrera rumbo a la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio, los nadadores deben tener presencia en el anterior Mundial, o sea, en este de Gwangju.

“La preparación para los Panamericanos incluyó la del Mundial también por las cercanías de las fechas y por suerte pude tener varias competencias internacionales en Argentina y Europa, algo clave para nosotros porque acá en Montevideo no tenemos acceso a piscinas de 50 metros”, le contó a Ovación Inés Remersaro, quien competirá en las pruebas de 50 y 100 metros libres en Lima.

La nadadora de Biguá ya fue dos veces olímpica (Londres 2012 y Río de Janeiro 2016) y ahora va por un nuevo ciclo que la deposite en Tokio 2020, su gran objetivo.

Lejos está la natación de pelear por una medalla a nivel de Juegos Panamericanos y acerca de eso, Inés explicó que “para empezar hay un tema clave que es el de la infraestructura, porque todas las competencias de nivel olímpico y mundial son en piscinas de 50 metros (en Uruguay solo hay una y es la del Campus de Maldonado), entonces es importante poder competir y entrenar más seguido ahí. No es imposible con una de 25 metros pero cuesta un poco más y se dan muchas ventajas. Lo otro es poder acceder también a competencias de nivel y los uruguayos si apostamos a la región tenemos que ir a Argentina o Brasil para poder foguearnos más”.
De cara a Lima 2019, el objetivo de Inés, y aplicable al resto de los nadadores, es superarse: “La meta es hacer un recorte de marcas. Voy con la idea de mejorar mi registro personal, poder bajarlo y quedar rankeada lo más arriba posible”.

Inés fue clara y cerró diciendo que “hay una realidad que indica que no podemos pelear por una medalla porque no tenemos tantas piscinas ni una masa importante como para desarrollar este deporte y que se generen competencias de nivel. Más allá de eso, vamos a dejar todo y hacer todo lo que esté a nuestro alcance. Creo que al deportista uruguayo no se le puede exigir mucho más de lo que da porque el hecho de que estemos acá es un sacrificio importante y me parece que los demás compatriotas deberían estar orgullosos de cada atleta que sale a representar al país de la mejor manera”.


en el exterior

Frank es de Olimpia y el resto, afuera

Nicole Frank competirá en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 en los 100 metros espalda, en los 200 libres, en los 200 combinados y en los 400 combinados. Al igual que Inés Remersaro, vive en Montevideo, pero el resto de la delegación celeste está radicada en el exterior. El olímpico Martín Melconian vive en España y en Lima se tirará a la piscina para las pruebas de 100 y 200 metros pecho. Los otros dos integrantes del equipo viven en Estados Unidos: Micaela Sierra, quien competirá en las modalidades de 100 y 200 metros pecho, y Enzo Martínez competirá en los Juegos Panamericanos en las pruebas de 50 y 100 metros libres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)