vuelta de españa

Mikel Landa gana la etapa reina en Andorra; Aru, nuevo líder

La undécima etapa de la Vuelta de España,disputada entre Andorra La Vella y la cima de Cortals D'Encamp, de 138 kilómetros, será llamada "la etapa del miedo" por elvuelco en la general.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mikel Landa es el ganador de la undécima etapa. Foto: Agencia EFE

El español Mikel Landa (Astana) se impuso en solitario en la undécima etapa de la Vuelta a España, disputada entre Andorra La Vella y la cima de Cortals D'Encamp, de 138 kilómetros, la jornada reina de la presente edición en la que su compañero italiano Fabio Aru se puso el jersey rojo de líder.

Landa, el más fuerte de la escapada el día, escaló en solitario el último puerto y cruzó la meta con un tiempo de 4h.34.54, aventajando en 1.22 minutos a su compañero Fabio Aru y en 1.40 al estadounidense Ian Boswell.

La exhibición del Astana hizo estragos. Dani Moreno y Joaquím 'Purito' Rodríguez cedieron 1.57 minutos y 1.59, respectivamente, el líder al comienzo de la etapa, el holandés Tom Dumoulin, 2.59, Alejandro Valverde 3.04 y Nairo Quintana 4.19.

Chris Froome, ganador del último Tour de Francia, hundido y lesionado, perdió 8.41.

Un vuelco en la general que justificó la etiqueta de "etapa del miedo". Aru ya es el favorito número uno de la Vuelta. Purito le sigue a 27 segundos, Dumoulin a 30 y Valverde aparece sexto a 1.52. Diferencias que, con mucha Vuelta por delante, empiezan a ser significativas.

La "infernal" etapa, con seis puertos encadenados, cuatro de ellos de primera y uno de categoría especial en el Collado de la Gallina, empezó a ritmo muy vivo y algún que otro susto. Chris Froome sufrió una caída al pie de la Collada de Beixalis. El británico tuvo que remontar a cola de pelotón, hasta que se volvió a unir al grupo de favoritos en el ascenso al Ordino.

A pesar del rimo vivo de inicio, se formó una escapada numerosa que no preocupó demasiado a los hombres de la general. Omar Fraile (Caja Rural) puntuó en cabeza el primer puerto para reforzar su jersey de la montaña, y en el segundo se le anticipó Rubén Plaza. El Astana llevaba el peso de la persecución.

En La Rabassa (1a), tercer puerto, pasó en cabeza Imanol Erviti (Movistar) con ligero adelanto sobre el resto de escapados y el pelotón principal dirigido por el Sky a cuatro minutos.

Uno de los puntos calientes era el Coll de la Gallina, de categoría especial, de 11,7 kilómetros al 8,5 por ciento. En el ascenso se hundió Chris Froome, quien pasó por la cima a tres minutos de sus rivales directos, quienes impulsados por el Astana trabajaron para eliminar al británico. Por la cima volvió a puntuar en cabeza Omar Fraile, empeñado en defender el maillot de puntos.

El descenso revolucionó aún más la etapa. Se juntaron dos Movistar, Valverde y Erviti, y tres Katushas, Purito, Dani Moreno y Losada, mientras que Quintana y Aru se quedaron en un segundo grupo y el líder Tom Dumoulin en el tercero.

Subiendo al Alto de la Comella (2ª) se adelantó en la escapada Mikel Landa para coronar en solitario y todos los favoritos menos Froome, que seguía su calvario particular, volvieron a juntarse.

El Astana tomó de nuevo el mando en el definitivo Cortals de Encamp y quemó la traca. Arrancó Landa en cabeza de carrera y Aru entre los favoritos. El español se fue imparable a por la etapa y Aru por el maillot rojo. Jugada perfecta. Menos Purito, los grandes nombres doblaron la rodilla en una etapa cien por cien andorrana.

Mañana, jueves, se disputará la duodécima etapa, entre Escaldes, en Andorra, y Lérida, de 173 kilómetros. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)