MI OPINIÓN

Mi recuerdo de un gran piloto

FERNANDO PARRADO

Para muchos aficionados al automovilismo deportivo, el nombre del norteamericano Dan Gurney tal vez no les diga nada, pero para mí ha sido uno de los más grandes pilotos de todos los tiempos.

Cortado con la misma talentosa tijera que Jim Clark, John Surtees, Stirling Moss o Jackie Stewart, fue un auténtico grande.

Falleció hace unos días y quiero brindarle mi humilde homenaje a un piloto que ganó en todo lo que corrió. Nació en California e hizo sus primeras armas en los hot rods, para luego pasar a correr autos deportivos y se hizo notar con una Ferrari, que le prestó un empresario. Sus victorias llegaron a oídos de Enzo Ferrari, que lo contrató y de allí saltó a la Fórmula Uno, con varias marcas.

Fue piloto Porsche, Ferrari, Maserati, Cooper y ganó en 1967 el Gran Premio de Bélgica con un AAR Eagle de su propia construcción. Pero además ganó las 24 Horas de Le Mans y varias carreras de la categoría Nascar, especialmente en Riverside, donde triunfó cinco veces. Respetado y querido por todos sus rivales. Además, fue el creador del festejo con champagne en el podio, pues fue el primero en realizarlo luego de su triunfo en Le Mans.

Fernando Parrado
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)