DAKAR

El mayor desafío tuvo su comienzo en Perú

En la ciudad de Lima, a orillas del Océano Pacífico, se largó en la tarde del domingo la edición número 41 del Rally Dakar, competencia que este año, por primera vez en su historia, se desarrollará íntegramente en un solo país.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

La gran carrera se desarrollará por las áridas regiones de Ica y Paracas, tomando desde la ciudad de Lima hacia el sur, para llegar prácticamente a la frontera con Chile, retornando luego casi por las mismas zonas.

El rally cuenta con 337 vehículos participantes y tendrá un recorrido total de 5.603 kilómetros, con un 70% por hostiles zonas de dunas y desiertos.
La extensión de los tramos cronometrados será de 2.961 kilómetros.

Si bien es el Dakar con menor recorrido de la historia, los organizadores ya han anticipado que será uno de los más duros, al transitar por zonas con arenas muy blandas, sumamente traicioneras, que van a ser peligrosas trampas para los competidores. El director de la carrera, Etienne Lavigne ha expresado en reiteradas oportunidades que en esta edición el Dakar vuelve a su auténtico ADN, con gran cantidad de dunas y desiertos, tal como aconteciera originalmente en las primeras ediciones del legendario París - Dakar.

Este lunes se desarrolla la primera etapa, entre Lima y Pisco. La segunda será el martes, e irá desde Pisco hasta San Juan de Marcona y la tercera se disputará entre San Juan de Marcona y Arequipa. En 2018, la zona de dunas de San Juan de Marcona fue el escenario del abandono de varios de los principales animadores del rally.

La cuarta etapa tendrá diferente recorrido; motos y cuadriciclos irán de Arequipa a Moquegua y autos y camiones transitarán desde Arequipa hasta Tacna. Será una etapa maratón, por lo que, al final de la dura jornada, los participantes deberán intentar realizar las reparaciones necesarias en sus vehículos ellos mismos, sin ningún tipo de ayuda externa. Al día siguiente, todos retornarán a Arequipa, donde el sábado 12 será la jornada de descanso.

La sexta etapa será entre Arequipa y San Juan de Marcona, la séptima etapa tendrá largada y llegada en San Juan de Marcona y la octava irá de San Juan de Marcona a Pisco.

La novena etapa del rally comenzará y finalizará en la ciudad de Pisco y la última, que se disputará el jueves 17, será entre Pisco y Lima, marcando de esa manera el cierre de este Dakar peruano.

Este año, por primera vez en la historia del rally más exigente del mundo, los competidores que abandonen en la primera parte de la competencia, antes del día de descanso, podrán volver a la carrera a partir de la sexta etapa (que será entre Arequipa y San Juan de Marcona), pero sin integrar la clasificación general.

Este año tiene invitados de lujo.

A pesar de las especiales características de esta edición del Dakar, varios de los principales protagonistas de la historia de este rally estarán presentes, destacándose el máximo ganador de la competencia, el francés Stéphane Peterhansel quien suma 13 victorias en total, las primeras seis en moto y las últimas siete en auto, que irá en un MINI John Cooper Works Buggy, al igual que el doble ganador, Carlos Sainz y que el francés Cyril Després.

El equipo Toyota Gazoo Racing presenta tres Hilux oficiales. Una para Nasser Al-Attiyah, ganador en 2011 y 2015, otra para Giniel de Villiers (vencedor en 2009) y la tercera para Bernhard Ten Brinke.

Peugeot no estará oficialmente, pero tendrá un representante de lujo, el nueve veces campeón del mundo de rally Sébastien Loeb, que tripulará un 3008 DKR privado, preparado por el equipo PH-Sport.

Este año Uruguay cuenta con un solo representante. Es Javier Fernández, quien ya suma tres participaciones en el Dakar. El uruguayo competirá en la categoría cuadriciclos, a bordo de un Can-Am Renegade 800R y tratará de llegar por primera vez a la meta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)