JUEGOS PANAMERICANOS 2019

Lucas Fernández y un día glorioso con su medalla de bronce

El boxeador uruguayo tuvo una destacada actuación, terminó en el podio y estreno el medallero de Uruguay en Lima.

El boxeador Lucas Fernández con su medalla de bronce de los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Foto: Prensa COU
El boxeador Lucas Fernández con su medalla de bronce de los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Foto: Prensa COU

No fue una noche más para Lucas Fernández. El boxeador de 21 años se subió por primera vez al podio de los Panamericanos y lo disfrutó, se emocionó y lo vivió como algo único.

Pasaron 32 años para que el boxeo volviera a ganar una medalla en esta cita y el púgil del Club Ipiranga del Cerro cortó esa racha.

El recordado triunfo del martes frente a Keevin Allicock de Guyana lo metió a Lucas en el podio de Lima 2019 y un día después saltó al ring para buscar su pasaje a la final de la categoría peso gallo (56 kilos). No logro repetir la victoria, pero la medalla ya estaba asegurada para Uruguay. Duke Ragan le ganó a Fernández y avanzó a la final por el oro, dejando al competidor celeste con el bronce.

Y seguramente esa sea otra de las jornadas inolvidables de Lucas, porque los médicos de los Juegos Panamericanos no lo dejaban pelear por un golpe que recibió en el combate ante Allicock.

El boxeador Lucas Fernández con su medalla de bronce de los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Foto: Prensa COU
El boxeador Lucas Fernández con su medalla de bronce de los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Foto: Prensa COU

La peleó hasta donde pudo. La final fue esquiva, pero había medalla. El Cerro y todo el Uruguay se revolucionaron: Lucas Fernández le dio a Uruguay la primera presea en Lima 2019.

“Mi madre me llama y me dice que los ñeris me felicitan”, le dijo un emocionado Lucas Fernández a Ovación tras la premiación.

“Fue una alegría enorme y la verdad que estaba con muchas expectativas. Esto es todo nuevo para mí. Es un orgullo representar a todo el boxeo uruguayo y encima llevarme una medalla”, contó.

A la hora de recordar el camino, la humildad de Lucas no lo dejó olvidarse de sus seres queridos: “Siempre pienso en mi familia, en todos los que me quieren y me dan el apoyo para cumplir mis metas. Es un sacrificio muy grande el que pasé para poder llegar hasta acá y estoy muy feliz por lo conseguido”.

Lucas Fernández ya se colgó la medalla. Todavía no pudo responder todos los mensajes que le llegan a su celular, pero sabe que hizo historia y ahora aprontará el Preolímpico para cumplir otro sueño: llegar a Tokio 2020.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)