Yachting

"Lola", la uruguaya de plata

Dolores Moreira sigue brindando alegrías al deporte celeste: fue vicecampeona en el mundial juvenil.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguaya. Dolores Moreira es la nueva vicecampeona del Mundial Juvenil de Kingston

ELIANE BENGOECHEA

La estrategia con la que competí la hice por Whatsapp con mi entrenador", cuenta Dolores Moreira a Ovación, unas horas después de que la uruguaya se consagrara ayer vicecampeona mundial juvenil en yachting, en la categoría láser radial femenino, en Canadá.

Luis Chiaparro, su entrenador, se encuentra junto a Federico Yandian —el otro uruguayo que compitió en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015—, en un campeonato que se disputa en Rio de Janeiro.

"Lola" llegó al Mundial Juvenil que se desarrolló en Kingston y para el que no existían grandes expectativas. "No conocía a la mayoría de mis rivales, apenas a cinco o seis. Entonces vine a ver en qué nivel me encontraba y en qué tenía que enfocarme para trabajar", explica la atleta.

Con 16 años ya es campeona mundial sub 17, medalla de plata panamericana convirtiéndose en la mujer uruguaya más joven en obtener un metal en un Juego Panamericano, vicecampeona juvenil, siendo la mejor de las sub 17 del torneo, y es la única sudamericana clasificada a los Juegos de Rio 2016. "Por suerte se pudo dar de estar todo el campeonato dentro de los tres primeros puestos y pelear el primero".

En diez regatas, Dolores obtuvo dos veces el primer puesto, cuatro el segundo, uno el quinto y otro el séptimo. Solamente fue superada por la húngara Mária Érdi, quien ganó seis de las diez regatas y sumó 37 unidades, ocho menos que Lola. El tercer lugar, a 33 unidades de la uruguaya quedó ubicada la polaca Magdalena Kwasna.

Sólo dos atletas menores de 17 años ingresaron al top ten: Dolores y la australiana Elyse Ainsworth (octava).

Balance.

"Creo que debo mejorar en la parte física y en errores de regata en cuanto a estrategia y táctica", agrega luego la regatista sanducera que volvió a destacarse con sus actuaciones.

Sus principales "errores", como ella definió, tienen atenuantes. Durante los seis días de competición del torneo, "Lola" navegó con gripe, de la cual recién está mejorando. Además, estuvo acompañada por un grupo de canadienses y no por su entrenador de siempre.

En cuanto a los aspectos positivos, cuenta: "La velocidad que logré con el barco (en un torneo de lo más ventoso, incluso las últimas dos regatas se suspendieron por la intensidad del viento), y en las popas me sentía muy rápida. Pasaba de a tres barcos por popa, que la verdad es muchísimo", dice sorprendida.

Mientras se ríe con algo de vergüenza, agrega: "Siempre me arrastraba, ahora se ve que mejoré. Lo importante es que siempre pude recuperarme durante las regatas", finaliza.

Tierra conocida.

El Mundial Juvenil se disputó en Canadá, al igual que los Juegos Panamericanos. Sin embargo este fue en Kingston, ciudad que se encuentra a cuatro horas en auto de Toronto. "Acá sopló bastante más que allá, donde me sentía más cómoda. Aún así estoy feliz por cómo me fue y que vamos avanzando y mejorando de a poco".

Futuro.

La uruguaya continuará su preparación para los Juegos Olímpicos de Rio 2016 en un torneo en Buenos Aires y en el Sudamericano de Porto Alegre, que se desarrollarán en el mes de octubre.

También está la posibilidad de ir al Mundial de mayores, que se correrá en Omán, para el cual la intendencia de Paysandú pagó la inscripción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)