CARLOS OYARZÚN

"Es un logro que trasciende"

La contrarreloj de la penúltima etapa de la Vuelta Ciclista del Uruguay marcó un antes y un después para la prueba más antigua del continente y también para Carlos Oyarzún, quien ganó la crono el sábado y ayer obtuvo el título, siendo el primer chileno en conseguirlo. “Quiero llegar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Es mi gran objetivo para el 2016”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carlos Oyarzún. Foto: Leonardo Carreño.

—¿Contento por el triunfo?

—¡Sí! Por supuesto, estoy muy contento y feliz por haberme quedado con esta prueba tan importante en el continente.

—¿Qué sintió después de haber ganado la contrarreloj?

—La crono salió bien y fue muy favorable para nosotros. Saqué siete segundos de ventaja, algo que no pensaba que se diera, pero por suerte con mis compañeros salimos a mantener ese liderazgo en una prueba demasiado dura. Ellos respondieron con toda su clase ante el gran nivel de los rivales y me dejaron líder de la general hasta cruzar la línea final.

—¿Ganar era el gran objetivo?

—Siempre el objetivo es ganar. A veces cuando ves que no estás para ganar buscás objetivos secundarios, pero lo primario en esta Vuelta del Uruguay era el triunfo y lo conseguimos.

—¿Pensaba que se podía dar la victoria antes de correr la contrarreloj?

—La verdad que lo vi muy difícil porque Laureano Rosas (argentino que defiende al Sindicato de Empleados Públicos de San Juan, Argentina) venía muy fuerte bonificando en todas las etapas y no pensé jamás que mi crono iba a ser tan rápida como para pasarlo y sacarle 39 segundos.

—¿Cómo fue la etapa cronometrada que terminó siendo clave para su triunfo?

—Fue complicada, pero me puse contento cuando la fui a recorrer en la camioneta el día anterior, porque me di cuenta que al que se le subían los enanos como se dice en el ciclismo, se le acababa la Vuelta.

—¿Cómo vivió la noche previa a la última etapa?

—Yo soy una persona un poco ansiosa. El día que se me vaya esa ansiedad y el nerviosismo dejo de ser ciclista. Me gusta esa sensación y lo he disfrutado con mis compañeros, nos reímos mucho y disfrutamos de la competencia.

—Este es otro logro importante para su carrera, ¿verdad?

—Yo siempre digo que hay tres tipos de logros: los importantes, los que son para uno y lo atesora, y los otros que trascienden en el tiempo. Este es de esos porque mi país nunca había tenido un ganador en la Vuelta Ciclista del Uruguay. Los chilenos somos muy escaladores o buenos para el viento pero no tanto como los de acá. Esta es una prueba muy dura, con 10 días de carreras complicadas y terminamos haciendo historia.

—Sumó 40 puntos en el ranking de la UCI. ¿Se ilusiona con llegar a los Juegos Olímpicos?

—Me comprometí con el presidente del Comité Olímpico de Chile para hacer lo mejor posible porque está en mí llegar, pero también como le llaman algunos debo tener suerte, aunque yo no le llamo suerte. Hay que buscar el espacio para poder alcanzar esa meta y la comenzamos de buena manera.

—Se fue de Chile con el objetivo de progresar y sumar éxitos. Hoy es una realidad.

—Yo me considero un ciclista europeo al cien por ciento. De chileno tengo muy poco, pero todo lo que pueda entregar y aportar para el crecimiento de mi país, allí saben que pueden contar conmigo.

"El país más limpio"

Carlos Oyarzún tiene 33 años y un palmarés envidiable para cualquier ciclista sudamericano. Junto a la selección de Chile llegó a Uruguay y se sorprendió: "Es el país más limpio que vi. No hay ni un papel tirado. La gente es increíble y la belleza, el verde y los animales también. Enamora".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados