GOLF

Koepka se llevó el trofeo pero Woods estuvo cerca

Un gran duelo entre ambos definió el PGA Championship.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

El estadounidense Brooks Koepka se coronó el domingo campeón del PGA Championship disputado en el Bellerive Country Club, a las afueras de Saint Louis, Estados Unidos, un certamen que mostró también a Tiger Woods muy cerca de sus mejores épocas.

El último Major de la temporada contó con la participación de los mejores golfistas del mundo, que batallaron durante cuatro días frente a una cantidad impresionante de aficionados que se hicieron sentir de manera increíble.

Con un score total de 264, 16 bajo el par, Koepka se impuso por dos golpes sobre Woods, quien logró ponerle presión haciendo una gran ronda final de 64 golpes y con birdie en el último hoyo.

Koepka ha demostrado en los últimos tiempos que cuando juega bien es inalcanzable. Sus interminables drives desde el tee, combinados con su gran fortaleza mental, hacen de este jugador un verdadero crack. Es su segunda victoria en un major este año, luego de ganar el US Open hace apenas un mes en Shinnecok Hills. Se une así a un selecto grupo de jugadores que conquistaron el US Open y el PGA Championship en un mismo año: Gene Sarazen (1922), Ben Hogan (1948), Jack Nicklaus (1980) y Tiger Woods (2000). Con tan solo 28 años Koepka promete alcanzar varios récords más en el futuro.

El juego desplegado por el estadounidense oriundo de Palm Beach fue impresionante, ya que aun sin emplear bien el putter durante la última ronda (falló varias oportunidades desde corta distancia), logró superar al resto de los jugadores sin problemas.

Ahora será momento de preparase para la próxima parada importante del golf mundial, la Ryder Cup, que enfrentara a Europa y Estados Unidos del 28 al 30 de septiembre en Le Golf National, Francia.

EL REGRESO. Que Tiger Woods es el mejor jugador de golf de todos los tiempos solo algunos se animan a ponerlo en duda. Si bien aún está lejos de los 18 majors de Jack Nicklaus o las 82 victorias en el PGA Tour de Sam Snead, su figura puso al golf en otro nivel.

Desde 2008 Tiger ha estado enfrentando lesiones de diferente tipo y desde esa fecha no ha ganado torneos majors. Si bien ha tenido años increíbles, como el 2013, cuando obtuvo cinco títulos, jugadores como él se preparan en función de los torneos grandes.

La temporada 2018 lo plantaba a Woods volviendo a la competencia pero muchos eran escépticos sobre si podría competir contra las nuevas generaciones. Lentamente Woods fue sumando rondas y, estando bien fisicamente, mostró destellos de buen juego, aunque las victorias siguen sin aparecer. Su primera chance estuvo en el Valspar Championship, luego en Arnold Palmer Invitational, sumadas a varias otras buenas actuaciones.

El pasado julio lideró durante varios hoyos la ronda final del Open Championship pero sucumbió en el 11 y el 12. Lo que pasó el fin de semana pasado en el PGA Championship definitivamente lo puso de nuevo en escena.

Finalizó en el segundo puesto e impresionó a todos con un juego sublime y la misma fortaleza mental que lo diferenció a lo largo de su carrera. Sin bien este resultado lo deja sin la victoria, seguramente esté sacando muy buenas conclusiones para las futuras competencias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º