TOKIO

Juegos Olímpicos: Simone Biles dijo que su ausencia se debió a "demonios en la cabeza"

"Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos", precisó la gimnasta de Estados Unidos.

Simone Biles en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Foto: AFP.
Simone Biles en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Foto: AFP.

La estadounidense Simone Biles fue reemplazada este martes durante el concurso general por equipos de la gimnasia artística de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, tras un resultado en salto por debajo de sus estándares habituales (nota: 13.766).

La estrella de la gimnasia, cuatro veces oro olímpico en Rio 2016, abandonó brevemente la sala y luego regresó con su equipo, pero ya con el estatus de reemplazante para las barras asimétricas y los otros dos aparatos que quedaban en el programa (suelo, barra de equilibrio).

Biles explicó que su retirada este martes del concurso por equipos femeninos de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se debió a "demonios en la cabeza" y señaló su intención de cuidar su "salud mental".

"Desde que entro al tapiz, estoy yo sola con mi cabeza, tratando con demonios en mi cabeza (...) Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi salud y mi bienestar", explicó a la prensa. "Tengo que centrarme en mi salud mental. Creo que la salud mental está más presente en el deporte ahora mismo", agregó.

La cuenta oficial del equipo de gimnasia de Estados Unidos aseguró que "Simone Biles se ha retirado de la competición final por equipos debido a un problema médico. Será evaluada diariamente para determinar la autorización médica para futuras competiciones".

La gimnasta dijo, además, que ya no confía tanto en sí misma. "Después de la actuación que hice, no quería seguir (...) Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos", precisó.

"Hubo un par de días en los que todo el mundo tuiteaba y sentía el peso del mundo. No somos solo atletas. Somos personas al fin y al cabo y a veces hay que dar un paso atrás", continuó.

"No quería salir y hacer algo estúpido y salir lesionada. Creo que el hecho de que muchos atletas hablen ha sido de gran ayuda. Esto es tan grande, son los Juegos Olímpicos. Al fin y al cabo, no queremos que nos saquen de allí en camilla", comentó.

Ayer, en la víspera de final por equipos, Biles escribió en sus redes sociales: "No fue un día fácil ni mi mejor día, pero lo superé. Realmente siento que, a veces, tengo el peso del mundo sobre mis hombros".

"Sé que me lo quito de encima y hago que parezca que la presión no me afecta, pero ¡maldita sea, a veces es difícil, jajaja! ¡Los Juegos Olímpicos no son una broma! Pero estoy feliz de que mi familia haya podido estar conmigo virtualmente ¡Ellos significan el mundo para mí!", agregó.

El oro se fue para Rusia

Sin Simone Biles, el equipo de Estados Unidos quedó diezmado y se terminó reflejando en el resultado final teniendo en cuenta que las norteamericanas debieron conformarse con la plata.

Quien se terminó llevando la medalla de oro fue el equipo de Rusia que también había ganado la misma competencia en Tokio 2020, pero en la rama masculina.

En tercer lugar finalizó Gran Bretaña que terminó por delante de Italia, Japón, Francia, China y Bélgica.

Aclaración: en una primera versión de esta nota se informó en base a lo reportado por agencias internacionales que la atleta Simone Biles se retiró de la competencia por problemas físicos. Sin embargo, luego, ella aclaró que se debió a "demonios en la cabeza" y señaló su intención de cuidar su "salud mental". A los lectores las disculpas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados