ARGENTINA

La Iglesia Católica argentina quiere vender el mítico estadio Luna Park

Si bien el escenario es monumento histórico, un grupo inversor proyecta una torre allí.

Luna Park

Una noticia sacudió esta semana a los porteños: el mítico Luna Park podría desaparecer del paisaje de Buenos Aires para dejar su lugar a una torre de oficinas de 40 pisos. El estadio donde se conocieron Perón y Evita, se realizó el velatorio de Carlos Gardel, cantó Frank Sinatra y se casó Diego Maradona, además de albergar innumerables combates de boxeo (entre ellos el legendario duelo entre el uruguayo Dogomar Martínez y Archie Moore) está en el centro de interés de un grupo inversor europeo.

El estadio es propiedad de la organización Cáritas, dependiente del Arzobispado de Buenos Aires y de la orden salesiana de San Juan Bosco. Su dueña anterior, Ernestina Devecchi de Lectoure, viuda sin descendencia de uno de los fundadores de la empresa, lo legó al fallecer en 2013.

Según Clarín, los inversores están dispuestos a pagar 40 millones de dólares, que la Iglesia destinaría a pagar los salarios de empleados y religiosos, gasto que hasta ahora realizaba el Estado argentino. Sin embargo, la operación no resultará sencilla, porque el Luna Park fue declarado Monumento Histórico Nacional durante el gobierno de Néstor Kirchner en 2007, lo que impide afectar su fachada y su estructura.

Inaugurado en 1933 sobre un gran predio al final de la avenida Corrientes, el Luna Park ocupa unos 7.000 metros cuadrados y tiene capacidad para 10.000 espectadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)