FÚTBOL AMERICANO

Hoy se disputa el Superbowl que atrae millones de dólares

La final del la NFL tiene sueldos tan altos como figuras de otros grandes deportistas de otras ramas. Además, se manejan cifras astronómicas en sentido de publicidad, entradas y comida.

New England Patriots vs. Los Angeles Rams en la final de la NFL - Super Bowl
Foto: Reuters

Pasaron poco más de 17 años para que hoy en Atlanta se vuelvan a cruzar los mismos clubes en la final de la National Football League (NFL). Se disputa el Super Bowl LIII (edición 53) con los mismos dos equipos que se encontraron en la final de 2001, cuando Tom Brady era recién un novato (segunda temporada) y logró el primero de los cinco anillos de campeón de la NFL. Hoy desde las 20:30 (transmiten ESPN y Fox Sports) se ven las caras New England Patriots y Los Angeles Rams, en un encuentro entre los mejores equipos del fútbol americano.

Se ven las caras dos de los equipos más valiosos del fútbol americano, concretamente el segundo y el cuarto según Forbes, por los 3.800 millones de dólares que vale el plantel de los Patriots y los 3.200 millones de los Rams entre sus más de 50 jugadores.

Muchos de ellos son los jugadores mejor pagos del mundo. En el caso de los Patriots, que van por igualar a Pittsburgh Steelers con seis títulos de NFL, el futbolista con el salario más alto es el esquinero Stephon Gilmore con sus 65 millones de dólares por cinco años; para los Rams, que sólo tienen un Super Bowl hace 19 años, el más costoso es el apoyador Aaron Donald con 135 millones por seis temporadas.

Ellos son algunos de los deportistas con el salario más alto del mundo, considerando que otros grandes atletas cobran menos que ellos. Llevando ese monto a otros deportes, en el fútbol a partir del octavo con el salario más elevado el costo comienza a ser menor. Luis Suárez aparece en ese lugar con 19.9 millones de dólares según Forbes, seguido de Sergio Agüero con US$17 millones, considerando los $22,5 millones de promedio de Donald. En la NBA, Steven Adams (Oklahoma City Thunder ) y Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks) aparecen con el mismo salario anual, siguiendo con la información de la revista norteamericana especializada en finanzas.

Por su parte, Tom Brady, quien es considerado por muchos como el mejor jugador de la historia del fútbol americano, aparece muy por detrás. El líder de New England, que hoy irá por ser hombre récord el que sería su sexto anillo de campeón (es su noveno Super Bowl), renuncia año tras año a un salario más alto en beneficio del equipo en el que se encuentra desde hace 19 años. Pero el mariscal de campo de 41 años tiene 20 jugadores en su puesto mejores pagados que él, aunque la mayor parte de su salario ingresa con motivos de premios por el límite salarial de la NFL que en la actual temporada es de 177,2 millones de dólares.

Jared Goff y Tom Brady, los mariscales de Los Angeles Rams y New England Patriots
Foto: AFP

Del otro lado, el quarterback de Los Angeles Rams, el joven Jared Goff de 24 años, jugará su primer final de Super Bowl y, afirma, que sobre aquella primer duelo entre ambos equipos en 2002 no se acuerda.

De todas formas, lejos están los 22,5 millones de Aaron Donald de los 62,3 que recibe el jugador mejor pagado de la NFL, el quarterback Matt Ryan de los Atlanta Falcons, como también de los 57,5 millones del mariscal Matthew Stafford de Detroit Lions. Los salarios de ellos dos son comparables con nada menos que Cristiano Ronaldo con los 61 millones de dólares que recibe al año entre sueldo fijo y variables; están muy por arriba de los 42 millones que recibe el pentacampeón de la Fórmula Uno, Lewis Hamilton en la escudería Mercedes.

Incluso los salarios de ambos equipos están por encima de los 150 millones de dólares teniendo en cuenta los ingresos de su más de medio centenar de jugadores. De todas formas, el de los entrenados por el experiente Bill Belichick (66 años y 19 años al frente de los Patriots, siendo esta su novena final de Super Bowl) están unos pocos millones por debajo de los del joven Sean McVay (33 años, que va por su primera final), que hace 17 años en la final de 2002 tan solo era un fanático de 14 años.

Millones en entradas y publicidad; además, mucha comida.

El boleto más accesible ronda los 2.912 dólares y el más costoso asciende a US$ 12.900. También está la opción de una suite de lujo en el estadio Mercedes-Benz por US$ 191.400.

Además de los 71 mil espectadores en el estadio inaugurado en agosto del 2017 con un costo total de 1.6 billones de dólares, millones lo verán por TV en una transmisión de 100 cámaras. Se espera que haya 200 millones de televidentes, aunque en 2017 fueron solo 103,4 en la marca más baja desde 2009.

Los ingresos por TV en 2018 fueron de 408 millones de dólares, once menos que la más alta de 2017. Para hoy, el precio por medio minuto de publicidad superan los US$5 millones.

Durante el juego, se consumen en EE.UU. U$S 1300 millones en cerveza, 600 millones en vino, 1300 millones alitas de pollo, 13 millones de kilos de papas fritas y 3500 toneladas de palta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)