MI OPINIÓN

Un genio del rubro automotor

FERNANDO PARRADO

NANDO PARRADO

Hace ya algunos años, tuve el enorme placer de entrevistar a Lee Iacocca en el Salón del Automóvil de Frankfurt. El pasado 2 de julio, falleció a la edad de 94 años. Con una trayectoria de más de 50 años en la industria automotriz, se erigió como el padre del icónico Ford Mustang y del Chrysler Viper. Su grado de influencia se extendió más allá de estos dos increíbles automóviles. Lee Iacocca se convirtió en un exitoso ingeniero con sustancia y también estilo.

Luego de trabajar varios años en Ford, y a pesar de haber logrado un beneficio de 1.8 billones de dólares para la compañía, Iacocca es despedido por Henry Ford II, simplemente porque “no le gustaba”.

De allí aterriza en Chrysler que se encontraba endeudada y con pérdidas millonarias cada año. Fue así que introdujo la plataforma “K”, utilizada en Dodge, Chrysler y Plymouth, y luego en minivans. Muchos le adjudican el título de creador de los SUVs. Iacocca no sólo logró salvar a Chrysler de la bancarrota, sino que además le aportó beneficios de 2.7 billones en 1984.

Luego adquirió Jeep, considerada en la actualidad, como la mejor marca del grupo FCA.

Realmente un genio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)