BOXEO

Fiebre del oro en Las Vegas

Todos “se hacen la pelota” con la pelea Mayweather-Pacquiao.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Reuters

No hay caso, por más que realmente se pueda tratar de "La pelea del milenio", como se la ha denominado para un mayor y más voraz consumo del mercado, o a que sea —de esto sí, no hay ninguna duda— la más esperada de los últimos años, en Las Vegas todavía no se habla tanto de boxeo como de dólares en torno al enfrentamiento del próximo sábado entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao.

Es que hay muchísima plata en danza: alrededor de los protagonistas, pero también más allá de lo que representan sus figuras y de lo que supone la inminencia del momento en el que, ¡por fin!, el estadounidense y el filipino van a estar cara a cara encima de un ring, que es lo que hace más de un lustro el mundo viene aguardando.

Por eso, a medida que se acerca "la hora señalada", aumenta todo en Las Vegas y sus zonas aledañas; como ocurrió, por ejemplo, con los precios del "Whiskey Pete", que es un "hotelucho" ubicado a unos 40 de la llamada "ciudad del pecado" y está promocionando sus modestas habitaciones a 180 dólares la noche, cuando habitualmente es de sólo US$ 45 el valor de su tarifa diaria, y algo parecido sucede con el Riviera, un hotel viejo que nunca fue remodelado, pero cuenta con el soporte de una enorme y legendaria tradición, pues en los comienzos de su carrera fue donde actuó Frank Sinatra: las pocas habitaciones que le quedan disponibles, cuestan US$ 758 por el viernes y 798 el sábado.

aviones.

Yendo al otro extremo, está el MGM Grand, en cuyo estadio se hará la velada: anunció que le quedan libres unas pocas de sus 5.005 habitaciones, y en este caso la tarifa es de US$ 1.600, tanto para el viernes como el sábado, mientras que ya para el domingo el precio es ¡13 veces menor al apuntado!

Las compañías aéreas, mientras tanto, no le van en zaga a los hoteles: también se restregan las manos. En ese sentido, cabe precisar que Las Vegas tiene varios vuelos diarios desde y hacia distintos puntos de Estados Unidos, pero los mismos son cubiertos por aviones relativamente chicos, de 100 a 150 pasajeros por viaje, y a medida que se aproxima el 2 de mayo los parámetros cambiaron.

En efecto, la empresa que más vuela a Las Vegas es Alaska Airlines, está poniendo frecuencias cada hora y cubiertas por aparatos más grandes, a la vez que otras que habitualmente no vuelan tanto a "la ciudad del pecado", lo empezaron a hacer con mayor intensidad y con aviones de gran porte, como son los casos de United y American Airlines.

taxis.

Mayweather-Pacquiao, da para todo…y para todos; también para los taxistas, al fin y al cabo: un viaje desde el aeropuerto McCarran al "streap", que es la zona donde se encuentran los grandes casinos, cuesta entre 10 y 13 dólares, pero se dice que si el pasajero da señales de que no conoce Las Vegas, lo pasean unos 40 ya está cobrando entre 45 y 50 dólares, como se dice de costumbre, "por la cara".

Uno entiende, claro: todo lo que tiene que ver con Mayweather y Pacquiao es dinero, mucha plata, millones de dólares, por todas partes; entonces, eso contagia. Pasa con el filipino que va a subir al ring con un pantalón que tiene US$ 2.000.000 aportados por los patrocinadores que han querido que los símbolos de sus marcas luzcan en la citada prenda del boxeador asiático; y, por supuesto, Mayweather no se podía queda atrás en ese plano.

revelación.

Según reveló un diario de Las Vegas en las últimas horas, el estadounidense le compró a "Towben Motor", un automotora local, la "friolera" de 100 autos en el curso de los últimos 10 años: entre ellos, 16 Rolls-Royce y tres Bugatti; todo por unos US$ 100.000.000 (sí, 100 millones de dólares) y…¡al contado!

Parece mentira, ¿no?; pero es verdad, tanto que Jessica Mansour, la propia manager de la "Towben" salió a hacer una precisión pública: Mayweather compró esos 100 autos en 13 años, no en 10, como había informado el diario. ¡Aaaahhh…claro!

Por si fuera poco, para seguir dándole color al ambiente, un canal de TV local visitó el garage donde están los autos que Mayweather nunca usa; según las cámaras, son siete y su valor global es de 20.000.000 de dólares: un McLaren, un Lamborghini, dos Ferrari y dos Bugatti.

"La fiebre del oro", pues, distinta a la que se vivió en las tierras de California en el siglo XIX, rebrotó en Las Vegas por la pelea del sábado; y está por hacer saltar la banca.

En Filipinas, todo lo que se refiere a Pacquiao, se vende rápido con un 50% de aumento sobre los precios de marzo: llaveros, gorros, guantes firmados por él, camisetas con su imagen... es que eso aumentará un 200% si gana.

Es un misterio dónde verán la pelea los 5.000 periodistas que llegan, pues sólo la TV y los grandes medios de EE.UU. estarán en torno al ring. Irán a los 13 hoteles donde, por US$ 100, la pasan en circuito cerrado.

¡entradas a US$ 10!

En medio del furor que se produjo el viernes pasado, cuando comenzó la venta de entradas, que se cerró en una hora pues se agotaron las no más de 1.000 que fueron enviadas a las ventanillas donde se venden los tickets para los grandes espectáculos, apareció un aviso en la prensa y la TV de Las Vegas que decía: "Mayweather-Pacquiao por US$ 10". Obvio: se armó un revuelo bárbaro; pero sólo fue un amague, o de un gancho publicitario, porque la letra chica del aviso decía que era lo que había que pagar para entrar a ver el pesaje del día previo a la velada. Eso está prohibido por la ley del estado de Nevada, pero como los organizadores argumentaron que la instancia iba a atraer una ola humana, las autoridades aceptaron como única forma de vitar el caos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)