atletismo

Farah es el campeón yconsiguió su quinto oro consecutivo

Con el de hoy, el británico suma ya siete oros mundiales y olímpicos consecutivos y, en el conjunto de su carrera y añadiendo los Europeos, cuenta doce oros y dos platas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mo Farah revalidó su título de campeón del mundo y consiguió el doblete de 5.000 y 10.000 km. Foto: Agencia EFE

El británico Mo Farah revalidó el título de campeón del mundo de 5.000 metros y extendió su reinado en el fondo con un nuevo doblete, tras resistir un ataque del keniano Caleb Mwangangi Ndiku, que se llevó la plata.

Tras humillar a la armada keniana en el 10.000 en la jornada inaugural, el británico se hizo con su cuarto doblete consecutivo, tras los de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el Mundial de Moscú 2013 y los Europeos de Zúrich del año pasado, a los que cabe sumar el logrado en el campeonato continental de Barcelona 2010.

En una carrera lenta (13:50.39), Farah se impuso sin dificultad aparente en el esprint a Ndiku, que le había arrancado a falta de 800 metros, mientras que el bronce fue para el etíope Hagos Gebrhiwet, que ya consiguió la plata hace dos años en Moscú.

El planteamiento de los africanos fue hoy radicalmente diferente al del 10.000, pero el resultado fue el mismo: el británico ganó un oro más, el quinto en los Mundiales, que le iguala con el etíope Kenenisa Bekele, vigente plusmarquista mundial de 5.000 y 10.000.

Si el pasado sábado los atletas kenianos se pusieron al frente del grupo y trataron de asfixiar a Farah con un ritmo alto y constante, en el 5.000 se apartaron de las posiciones de cabeza y dejaron que Farah llevara el peso de la carrera.

Así, se dispuso una carrera lenta (el primer 1.000 se pasó en 3:02.04) con el británico Tom Farrell en cabeza y los africanos en mitad de un pelotón que cerraba el otro representante de Gran Bretaña, aunque nacido en Somalia y entrenado en Estados Unidos.

Farah completó los dos primeros kilómetros en cola, empezó a remontar posiciones hacia la mitad de carrera y sólo asumió el liderazgo del grupo cuando faltaban 1.700 metros para meta, mientras aguardaba unos ataques que no llegaban.

El keniano Ndiku abrió la veda en el último 800 y consiguió sacar unos metros a Farah, pero el británico daba la sensación de tener la carrera controlada en todo momento.

Al toque de campana el keniano iba líder, seguido de cerca por Farah y a continuación los etíopes Gebrhiwet, y Yomif Kejelcha, un joven de 18 años que fue campeón mundial júnior el año pasado y se presentaba en Pekín con el mejor registro de la temporada (12:58.39).

Farah esprintó y se impuso con claridad a Ndiku (13:51.75) y Gebrhiwet (13:51.86), mientras que Kejelcha acabó cuarto.

El británico parece menos preocupado por los récords que los dominadores del fondo anteriores, Kenenisa Bekele y Haile Gebrselassie, pero a cambio está mostrando una fiabilidad en los grandes torneos a prueba de bomba.

Con el de hoy, Farah suma ya siete oros mundiales y olímpicos consecutivos y, en el conjunto de su carrera y añadiendo los Europeos, cuenta doce oros y dos platas.

Su colección de récords no acaba ahí, porque el británico tenía también la posibilidad de hacer historia en los Mundiales por partida doble: al convertirse en el primer atleta en encadenar dos dobletes de fondo consecutivos y en ganar tres oros mundiales en el 5.000.

En Moscú 2013, el británico igualó el doblete 5.000-10.000 logrado en Berlín 2009 por el etíope Kenenisa Bekele y los dos oros en la carrera de los cinco kilómetros del keniano Ismael Kirui en 1993 y 1995.

A ambos los superó con su victoria en Pekín, que alarga el reinado de un atleta que a día de hoy parece imbatible, independientemente de la estrategia que adopten los contrincantes.

El etíope Ibrahim Jeylan fue el último que le derrotó en una gran competición, en el 10.000 de Daegu 2011, y desde entonces el británico ha ganado todas las pruebas de fondo en Mundiales o Juegos que se han disputado.

El enésimo doblete del británico le permite cerrar con brillo una temporada oscurecida por las acusaciones vertidas por la BBC sobre Alberta Salazar, el entrenador que catapultó a Farah a la gloria cuando los caminos de ambos se cruzaron 2011. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)