LÍDER

Fabra, capitán de la selección de handball, y el Mundial de Egipto: "Es todo por pasión"

El jugador celeste recordó con emoción algunos partidos del certamen y cuando tuvieron que cantar a capela el himno nacional.

Nicolás Fabra. Foto: International Handball Federation.
Nicolás Fabra. Foto: International Handball Federation.

Sin una cancha propia donde generar "procesos permanentes", la selección uruguaya de handball encuentra en Uruguay una realidad muy distinta a la de la mayoría de los equipos a los que se enfrentó este año en el Mundial de Egipto.

Con un plantel conformado por cuatro deportistas que actúan en la División de Honor Plata de España y otros que lo hacen de manera amateur en Uruguay, la Celeste se midió en Egipto con los mejores profesionales del mundo del handball.

Allí, apenas cosechó una victoria frente a un rival que no se presentó y sufrió ocho derrotas, algo que no sorprendió a su entrenador, Jorge Botejara.

Nicolás Fabra, capitán del equipo, rememora una imagen que dio la vuelta al mundo: los seleccionados interpretando el himno nacional a capela cuando éste dejó de escucharse por los altavoces en la previa de varios encuentros del Mundial.

Los jugadores de la selección uruguaya de handball tras cantar el Himno Nacional a capela. Foto: AFP.
Los jugadores de la selección uruguaya de handball tras cantar el Himno Nacional a capela. Foto: AFP.

Fabra cuenta que entrenarse es "un sacrificio constante", porque muchos lo hacen después de trabajar ocho horas, de ir a la universidad o incluso luego de hacer ambas cosas.

"Es todo por pasión, todo por ganas, nadie nos regala nada".

Nicolás FabraCapitán de la selección de handball

De acuerdo con esto, explica que durante el Mundial los deportistas uruguayos hablaron con sus pares de otros equipos y éstos no podían creer lo que ellos hacen por amor a su deporte. "Para ellos es algo más que común ir a entrenar, tener todo a su disposición, gente que trabaja para que ellos se puedan desarrollar. Acá es todo a pulmón, todo lo hacemos nosotros, todo lo hacemos con ganas, con sacrificio", agrega.

De nuevo en los entrenamientos de sus equipos y un poco más de un mes después del final del Mundial (cuyo podio estuvo integrado por Dinamarca, Suecia y España), los uruguayos recuerdan todo lo bueno que dejó la aventura de Egipto.

Fabra recuerda que el momento de salir a la cancha para enfrentarse con Alemania en el primer encuentro de la copa fue uno de los más emocionantes. Para el capitán fue "increíble" medirse con jugadores que antes veían por la televisión y a los que tienen como inspiración.

También recuerda el "emocionante" momento vivido en el encuentro en el que no sonó por los parlantes el himno uruguayo y junto a sus compañeros decidieron cantarlo a capela, algo que después ocurriría en otro partido más.

"Tuvo mucha carga emotiva", sostiene Fabra, quien cree que parte de eso se dio por "las ganas, la energía y la garra" que le surge a muchos uruguayos en las situaciones adversas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados