MULTIDEPORTIVO

Escándalo mundial en el atletismo

La Agencia Mundial Antidopaje pidió a la Federación de Atletismo la exclusión de Rusia de todas las competiciones, incluído los Juegos Olímpicos, tras publicar un informe en el que se destapó un programa para dopar deportistas desarrollado por el gobierno ruso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Muestras de orina preparadas para sus análisis en el Laboratorio Suizo de Análisis de Dopaje (LAD) en Lausana, Suiza. Foto: EFE

La Agencia Mundial Antidopaje (en inglés WADA: World Anti-Doping Agency) recomendó hoy a la Federación de Atletismo Internacional (IAAF) que excluya a Rusia de todas sus competiciones tras revelar un informe en el que ese país desarrolló un programa gubernamental que promovió el uso de sustancias prohibidas. Además, el informe confeccionado por una comisión independiente de la WADA resaltó que hubo coberturas para atletas dopados y extorsiones a deportistas rusos, situación que también implica a la IAAF.

La WADA solicitó también la sanción "de por vida" de cinco atletas y cinco entrenadores por recurrir y/o impulsar el consumo a/de sustancias prohibidas. El reporte de la WADA también identificó "sistemáticas fallas" por parte de la IAAF que evitaran un "efectivo" programa antidoping.
Por último, la WADA sostiene que los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fueron "saboteados" por la "amplia inacción" hacia atletas rusos que habían sido señalados por la IAAF y la Federación de ese país con perfiles sospechosos relacionados al doping.
 
El titular de la comisión independiente de la WADA, Dick Pound, declaró que Rusia llevó adelante un programa de doping "sostenido por el Estado" y que también contaba con el apoyo del presidente de la IAAF, el británico Sebastian Coe. Pound señaló que Coe, bicampeón olímpico en Moscú 80 y Los Angeles 84, había recibido el apoyo de Rusia para convertirse en el nuevo presidente de la IAAF, cargo para el cual fue elegido el 19 de agosto pasado.

Mediante un comunicado de la IAAF, Coe describió la información en el reporte de la WADA como "alarmante" y anunció que buscará apoyo del Comité Ejecutivo de la entidad para considerar sanciones contra la Federación Rusa (ARAF), incluida una suspensión.

El ministro de Deportes de Rusia, Vitaly Mutko, negó los cargos, mientras que la ARAF acusó a la WADA de eludir protocolos establecidos para lidiar con el doping. "Cualquier suspensión debe ser discutida en la reunión que la IAAF realizará en noviembre", declaró Vadim Zelechenok, titular de la ARAF. El directivo agregó que "debe ser probado que cualquier violación obedece a una falta de la federación y no de un deportista en particular". "Deberíamos tener la oportunidad de limpiar nuestros nombres", subrayó Zelechenok en declaraciones recogidas por la cadena británica BBC.

Zelechenok también destacó que la WADA nunca contactó a la nueva administración de la ARAF mientras investigaba el caso. "La WADA nunca trabajó con la nueva dirigencia de la ARAF y la federación nunca recibió algún documento que prueba la sistemática distribución de sustancias dopantes en el atletismo nacional", enfatizó Zelechenok.
En tanto, Interpol anunció que coordinará una investigación global en relación al reporte elevado por la WADA sobre corrupción y doping.
El abogado especializado en deportes, Richard McLaren, co-autor del reporte, consideró que la investigación expone "una nueva escala de corrupción".

Asimismo, McLaren comparó esta situación al escándalo de corrupción que sacudió a la FIFA pues consideró que los resultados de las competiciones internacionales de atletismo fueron consecuencia del recurso de la trampa. Por otra parte, la WADA acusó en su reporte de 323 páginas al gobierno ruso de haber presentado "intimidaciones directas" hacia el laboratorio antidoping de Moscú.

También se habla de la participación del servicio secreto ruso (FSB) en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014 y acusó a Mutko de haber ordenado directamente "manipular algunas probetas específicas" para el análisis antidoping. "No hay que confundir las cosas, la comisión (de la WADA, Ndr), no tiene derecho para suspender a nadie", subrayó Mutko, quien prometió un comunicado para responder al reporte de la Organización Mundial Antidoping.

"Mi apellido no puede estar. Se señala al ministerio del Deporte. Si se lee el reporte está escrito más o menos así: según nuestra información hay influencia del Estado, representado por el ministerio, sobre todo este sistema", resaltó Mutko, quien indicó que las conclusiones de la WADA no expusieron pruebas y no demuestras hechos nuevos.
"No tenemos las pruebas, siguió Mutko, pero al mismo tiempo consideramos que esta (influencia, Ndr) existe. ¨Qué tipo de acusación es ésta?" se preguntó el ministro de Deportes ruso.

"Hay muchas cuestiones que deben ser estudiadas tranquilamente. Puedo decir que no hay nada nuevo, o una conclusión o algo inesperado para nosotros. Todo sigue la misma tendencia del filme", completó Mutko sobre el documental de la TV alemana Ard.

"Las conclusiones del reporte de la WADA tiene motivaciones absolutamente políticas, al igual que las sanciones contra Rusia", comentó Vladimir Uiva, titular de la Agencia Federal médico-biológica rusa. "No hay ningún motivo para privar a nuestros atletas de las medallas, incluso las olímpicas, o de descalificarlos, y mucho menos a los entrenadores", completó Uiva.

Las atletas rusas Mariya Savinova (i) y Ekaterina Poistogova, junto a su entrenador, Vladimir Kazarin, mientras celebran sun primer y tercer puesto, respectivamente, tras la final femenina de los 800m en Los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Reino Unido. Foto: EFE
Las atletas rusas Mariya Savinova (i) y Ekaterina Poistogova, junto a su entrenador, Vladimir Kazarin, mientras celebran sun primer y tercer puesto, respectivamente, tras la final femenina de los 800m en Los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Reino Unido. Foto: EFE
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)