ATLETISMO

Emiliano Lasa: "Sueño con pelear por una medalla en Tokio 2020"

El saltador en largo uruguayo se sigue preparando en San Pablo con el objetivo de seguir mejorando su marca y hacer historia el año próximo en los Juegos Olímpicos.

Emiliano Lasa termina de hacer un salto largo de 8 metros, sus compañeros de entrenamiento que están en la pista lo alientan. Los que están afuera aplauden y bromean. No está en su casa, pero se nota que lo adoptaron, que lo hacen sentir como si fuera un paulista más. Hasta el comienzo del diálogo con Ovación tiene que producirse después que alguno de sus socios del esfuerzo físico diario agota una andanada de bromas. San Pablo se ha convertido en la cuna de sus sueños, en esta ciudad invierte horas, días, meses de un intenso entrenamiento pensando en un gran objetivo: llegar a la final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 con la posibilidad de pelear una medalla. De este lugar no piensa apartarse, porque las ganas de seguir creciendo le ganan a los deseos de retornar a Uruguay.

En 2014 tomé la decisión de quedarme. Ya van cinco años en San Pablo. Si bien ya había venido en 2012 y 2013, a comienzos de 2014 tomé, finalmente, la decisión de venir a instalarme.

Pienso quedarme toda mi carrera aquí en San Pablo. Brasil hasta ahora me ha dado muchísimo, y me sigue dejando, y por eso pienso continuar en San Pablo toda mi carrera. Estoy muy contento y muy agradecido de Brasil por la forma en la que me han tratado. Los profesionales todos. Mi entrenador, el grupo de entrenamiento, me han entregado un gran afecto y estoy muy feliz y agradecido. Contento, además, porque los trabajos me han permitido ir evolucionando año a año y espero que así siga.

Emiliano Lasa en San Pablo
Emiliano Lasa en San Pablo. Foto: Delfina Milder

Obvio que a veces extraño y quiero estar en Uruguay. Lo principal, quizás, lo que más afecta es la familia que se queda atrás. Tengo la suerte de ir bastante seguido a Uruguay, vienen a visitarme, entonces quizás la falta no sea tan grande, pero también está la ausencia de los amigos. Además, hay un contraste cultural, porque hay diferencias, en algún caso más marcadas que el idioma. Pero, sinceramente, me he adaptado bien, estoy a gusto. Me dispensan un trato cálido y eso ayuda. Obvio que a veces extraño y me dan ganas de estar en Uruguay.

Voy a llegar a Tokio en mi mejor momento. Siempre he tenido en claro los objetivos, en mi cabeza solamente pienso que hay que ir mejorando año a año. Lo importante es ir evolucionando de a poco, no es que se gana todo de un día para el otro. Hay que tener esa constancia de mantener todos los años un salto de 8 metros para poder andar siempre en ese entorno en las competencias internacionales. Eso es lo mejor y no tener un salto en un torneo de 8.20 y después otro de 7.50. Estoy contento porque la evolución se nota y hemos mantenido esa constancia. Eso es lo que me motiva y me permite soñar que voy a llegar en mi mejor momento a Tokio.

Estoy entrenando con una corrida más corta. No estoy saltando más que en las competencias porque en los entrenamientos nunca hacemos la corrida completa. Mi corrida en competencia, para que tengas una idea, es de 16 pasos y aquí trabajamos sobre una de 12. La corrida es notoriamente más corta. Igual, llevamos un registro e intento mejorarla. Por ejemplo, en corrida corta el año pasado hice un salto de 8.20, pero en condiciones de entrenamiento. Medimos donde pisamos, a veces tenemos viento a favor. Lo concreto es que poco a poco vamos mejorando en todos los factores que ayudan a seguir evolucionando.

Tengo como meta superar los 8.30 metros. Este año lo que tenemos por delante es el Panamericano, el Sudamericano y el Mundial de Mayores y como meta a nivel de marca lo que me propuse es pasar los 8.30 metros. Yo vengo con los 8.26 metros del año pasado y pienso que es posible, que la tengo al alcance. Este año arrancamos muy bien porque hice el récord nacional en indoor. Ahí tenía un registro de 7.96 desde 2016 y este año hice 7.98, y en la temporada libre en la primera competencia hice 8.13 que es una buena marca. Además, en esa competencia salté cinco veces por encima de los 8 metros y nunca lo había hecho eso. Quizás a corto plazo el objetivo de marca es hacer un salto de 8.18 metros porque es la marca para ir al Mundial y esperemos que salga lo más rápido posible para no tener que ir a buscarla con presión luego y poder elegir mejor las competencias a las que vamos a ir.

Emiliano Lasa pasando el rastrillo luego de un salto. Foto: Delfina Milder
Emiliano Lasa pasando el rastrillo luego de un salto. Foto: Delfina Milder

Tengo la cabeza enfocada en los Juegos Olímpicos. Sí, Tokio es lo más importante, es imposible que no lo sea. Tengo la cabeza enfocada en los Juegos Olímpicos porque es el objetivo principal, pero ojo, no hay que perder el foco de ir avanzando año a año. El ciclo olímpico es como una escalera porque empieza con los Juegos Sudamericanos que fueron el año pasado, donde obtuve un buen resultado, ahora se vienen los Panamericanos, donde espero estar a la altura, y después ya viene Tokio. Este año el calendario es muy cargado y espero poder hacerlo bien y sin lesiones.

Estoy feliz de estar disfrutando el sueño que tenía de chiquito. Es un orgullo enorme representar a Uruguay, ser considerado el mejor atleta. Estoy muy feliz de haber alcanzado buenos resultados y de estar disfrutando el sueño que tenía de chiquito. Pude ir a unos Juegos Olímpicos y hoy ya no es solamente ir sino poder escalar posiciones, y quiero seguir soñando.

Sueño con pelear por una medalla. Los sueños deportivos no se terminan jamás, y menos cuando estás fuerte mentalmente. Hoy sueño con poder llegar a tener posibilidades de pelear por una medalla olímpica. Sería maravilloso, muy disfrutable. Pero mirá que estoy disfrutando todo el recorrido, contentísimo de poder hacer lo que me gusta y de contar con tanto apoyo. Sobre todo de mi familia, que ha sido fundamental, pero también de la Confederación, del Comité Olímpico, de los sponsors, de los entes y empresas que me acompañan para que yo pueda estar en Brasil soñando con crecer aún más.

Mucha gente me hace preguntas sobre Uruguay. Cuando estoy en el exterior, en las competencias, son muchas las personas que me preguntan por Uruguay. Se valora y reconoce el esfuerzo que hay que hacer en Uruguay para estar en las competencias. Me han hecho hasta muchas entrevistas preguntándome sobre eso o consignando que hemos logrado poner el nombre de Uruguay en el concierto mundial. Todo eso también es bueno de escuchar. Me pone muy contento poder defender a mi país y que, al menos por un momento, pongan atención en nuestro querido país.

El cariño de mi gente me impulsa a seguir. Mi padre guarda todos los recortes de prensa, no se le escapa nada. Tiene todo. Eso también me estimula. El cariño de mi gente, es así, también forma parte de lo que me motiva a seguir.

El diploma olímpico es lo máximo. Y sí, haber estado en la final olímpica fue grandioso. El sexto puesto fue el mejor resultado de mi carrera, aunque he logrado medalla de bronce en Panamericanos, la medalla de oro en los Juegos Sudamericanos, el ser finalista y obtener diploma olímpico y haber logrado el segundo mejor resultado después de Milton Wynants en Sydney 2000 es lo máximo. Inolvidable.

Los aplausos desde la tribuna te acompañan, te motivan. En la competencia, cuando vas a iniciar la carrera uno intenta abstraerse un poco del entorno, porque estás pensando en el salto y no podés desenchufarte, pero los aplausos complementan. Es real. Te diría que también forman parte de la concentración, porque el sonido te acompaña, es algo que motiva.

la meta

Lo que hubiera logrado con 8.30 metros

Con un salto de 8.10 metros Emiliano Lasa logró el sexto lugar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Si hubiese llegado a los 8.30 metros que hoy desea alcanzar se hubiera llevado la medalla de bronce de esos JJ.OO. y, cuatro años antes, hubiera logrado la presea de plata en Londres 2012. La mejor marca mundial de la historia la tiene el estadounidense Mike Powell, cuyo salto de 8,95 logrado en los Mundiales de 1991 permanece invencible.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)