MI OPINIÓN

Diferentes clases de híbridos

FERNANDO PARRADO

En procura de una movilidad sostenible, surgen alternativas como los autos “híbridos convencionales” y los “híbridos enchufables”. Ambos poseen un motor de combustión interna, y uno o varios motores eléctricos, además de la correspondiente batería para alimentarlos. Pero las diferencias asoman a medida que investigamos.

NANDO PARRADO

El “híbrido convencional” cuenta con un motor a gasolina y otro eléctrico que no requiere de una conexión a la red eléctrica, dado que él mismo gestiona la carga y recarga de la batería. Su motor a combustión realiza el trabajo la mayor parte del tiempo, y en función de la carga de la batería, puede requerir apoyo del propulsor eléctrico. Son vehículos concebidos para un uso urbano, pues destaca su importante ahorro de combustible.

Los “híbridos enchufables” conjugan lo mejor del mundo híbrido y el eléctrico. Su batería de mayor capacidad, propone una autonomía superior frente a los híbridos convencionales. Una desventaja… la carga de la batería únicamente se realiza enchufando el coche a la red eléctrica, conllevando ciertos desafíos prácticos y limitaciones.

La decisión dependerá de las necesidades de cada usuario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados