HANDBALL

Un deporte que crece

Esta disciplina puso a Uruguay en los puestos más altos de las tres Américas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Con todo. Facundo Listón intenta defender a Salinas, en uno de los ataques de los trasandinos en la definición del bronce.

En estos Juegos Panamericanos de Toronto, el único deporte colectivo que ha logrado ubicar a Uruguay en las principales posiciones en los hombres como en las mujeres ha sido el handball.En fútbol, el masculino competirá hoy por la medalla de oro, que en caso de ganarla será la única para Uruguay, pero en la rama femenina no ha clasificado a la competencia.

En el caso del básquetbol, ni los hombres ni las mujeres han podido avanzar a Toronto, y si se repasa la gestión del hockey sobre césped, las Cimarronas lograron llegar hasta los cuartos de final, mientras que en la rama masculina, Uruguay tampoco pudo clasificar.

Sin embargo, el handball uruguayo demostró estar a la altura de la competencia que se le planteaba, y tanto hombres como mujeres disputaron el juego por la medalla de bronce, aunque es cierto, con desenlaces diferentes.

Las mujeres, en una muy buena participación se quedaron con la medalla de bronce, ya que vencieron el viernes en el partido definitorio a la selección mexicana por 29-21 y se colgaron una presea después de 12 años, la última vez había sido en Santo Domingo, en el año 2003.

En su camino hacia la medalla, las uruguayas vencieron a Chile por 32-26, y a Cuba 33-28, en lo que fue el primer triunfo en la historia de Uruguay ante esa selección en esta disciplina, mientras que cayeron 20-15 frente a Argentina, uno de los poderosos y ante el campeón mundial Brasil por 40 a 22.

Los hombres, por su parte, cayeron anoche en el encuentro definitorio por la medalla frente a la selección chilena 23-17.

El camino para los celestes comenzó con una victoria ante República Dominicana 33-23, luego acumularon una derrota frente a Brasil 38-18 y en el último partido de fase de grupos vencieron a Canadá 26-17, lo que les posibilitó clasificar al partido semifinal ante Argentina, donde cayeron 20-12.

Pese a que los desenlaces de los hombres y de las mujeres fueron diferentes (uno con medalla y otro no), lo que se resalta es el crecimiento del deporte a nivel continental. En Uruguay el handball es una disciplina menor, que no tiene una liga profesional y donde los deportistas agudizan el ingenio a la hora de recaudar fondos para competir internacionalmente.

Eso destaca mucho más esta participación celeste, porque no es cosa de todos los días competir de igual a igual frente a selecciones del más alto nivel, e incluso a veces haciendo historia, como el caso del partido de las mujeres frente a Cuba.

Esta muy buena participación en este deporte podrá servir como motor para otros deportes, y, quizás les resulte motivante para continuar creciendo y ver que se puede pelear a este nivel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados