VEA EL VIDEO

Defazio-Foglia soplan juntos

Él es campeón panamericano, ella bicampeona mundial y sueñan ir a Río.

"Tengo como objetivo los Juegos Olímpicos de Río 2016 y no creo que me suba de nuevo; después pienso reconectarme con la biología y la maternidad", explicó la licenciada en biología y bicampeona mundial en vela Mariana Foglia.

Ella sueña representar por última vez a Uruguay junto a su esposo, el bicampeón panamericano Pablo Defazio, en la categoría catamarán mixto (Nacra 17). "Me estoy jugando mi oportunidad; lo mío es ahora. Pablo seguramente va a seguir una olimpíada más. Ahora el equilibrio viene bastante bien pero no quiero que se desbarajusten las cosas. Tenemos que atender a la familia también". Mariana y Pablo, que tienen a Paula, su hija de seis años, y quieren tener más hijos. "Me da un poco de lástima pero no quiero que mi hija pase cuatro años más en esta situación, me parece demasiado".

Es que ellos deben combinar su casa y familia, con la vela. Eso lleva a que constantemente deban estar compitiendo o entrenando. Cuando lo hacen más levemente, son sesiones de dos horas cuatro días a la semana. Ahora, que están en un intensivo, son sesiones diarias.

Preparación.

El 12 de mayo partirán rumbo a Holanda a un torneo preparatorio y deberán dejar a Paula con sus familiares. Llevarla, junto a una niñera, encarecería el viaje al doble.

Pablo dijo a Ovación: "Es la primera vez que viajamos con todo cubierto y no tenemos que sacar plata de abajo de la tierra". Eso se debe a que crearon una plataforma online, llamada Indiegogo Life, para recaudar fondos y lograron el desafío de reunir US$ 21.000.

El dinero lo utilizarán en pasajes hasta España para levantar el barco que tienen allá (les costó aproximadamente US$ 25.000) y solamente usan para competir, el traslado hasta Holanda en auto, el sueldo de un entrenador austríaco y comprar dos de las tres velas que son necesarias para navegar. "La mayoría de los equipos tienen tres juegos de velas. Nosotros estamos comprando estas dos nuevas para completar con una que ya tenemos" agregó.

Este torneo preparatorio les servirá para analizar cómo están de cara a los torneos clasificatorios a Río 2016. El primero de este año, se llevará a cabo en Dinamarca en junio y el segundo en Estados Unidos, en enero del próximo año. El dinero para realizar esos viajes aún no lo tienen. Sin embargo, no está en sus planes no ir.

"En enero es cuando deberíamos clasificar. Hoy por hoy, nuestro rival es Venezuela, con quien competimos por una plaza. Ya le hemos ganado y tenemos mejor preparación".

Para el tercer torneo deberían renovar el barco porque el que tienen, con dos años de antigüedad, está viejo y se está ablandando y desarmando.

El casco del barco y sus velas son las únicas partes de la embarcación que se pueden cambiar. Pablo, quien tiene un taller de service de reparación de velas, se encarga de su reparación, pero en las demás piezas es imposible hacerlo.

"Todos los barcos y las piezas son de un mismo fabricante y en teoría homologadas. No podés comprarle a otro o hacer tus propias piezas", explicó Defazio.

En 2012, cuando nació el nacra 17, la fábrica propuso proveer los barcos a todos los participantes de los Juegos Olímpicos, previo a la competencia. Los atletas no lo aprobaron. Eso perjudicó a los uruguayos porque deberán encargarse de obtener una nueva embarcación de cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Mariana y Pablo concuerdan: "Ahora hay que meterle. No podemos bajar los brazos. Lo usamos como lema de competencia. Ojalá muchos se unan a nosotros, y soplemos juntos".

Nacra 17: el barco de los JJ.OO. cuesta US$ 25.000.

El Nacra 17 es el tipo de barco, homologado, con el que deben competir los participantes en la categoría catamarán mixto. Nacra es la marca fabricante de todas las embarcaciones que eligió la Federación Internacional de Vela en 2012. El número 17 hace referencia al tamaño en pies que tiene la embarcación de 5,25 metros.

El objetivo de esta elección es que todos los barcos sean exactamente iguales.

Mariana Foglia explicó a Ovación que este barco requiere gran preparación atlética de los navegantes. Además, es sumamente agresivo para sus físicos. Por esta razón, no puede quedar embarazada mientras compita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)