Fútbol americano

Cuatro preguntas para ver y entender el Super Bowl

La gran final de la NFL se disputará en Arizona y tendrá en cancha a los dos mejores: Patriots vs Seahawks

Pocas veces se ha podido decir que al gran partido del Super Bowl, la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), llegaron los dos mejores equipos, y una de ellas será la de este año cuando esta noche, desde las 20:30hs (televisa FOX Sports y ESPN) los Patriots de Nueva Inglaterra y los Seahawks de Seattle disputen la 49ª edición.

Campeones de la Conferencia Americana (AFC) y Nacional (NFC), respectivamente, con cuatro títulos combinados y 10 viajes anteriores al Super Bowl, llegan al undécimo con una constelación de estrellas que esperan ofrecer un gran espectáculo deportivo cuando salgan al cuidado césped natural del University of Phoenix Stadium, de Glendale (Arizona), escenario del partido.

Los Patriots, que llegan a su octavo Super Bowl (primero desde la temporada del 2011), buscarán su cuarto trofeo Vince Lombardi, que los consagre aún más como dinastía dentro de la NFL y el mejor equipo en lo que va del siglo XXI.

Mientras que los Seahawks quieren seguir sus pasos de ser los primeros que logren el segundo título consecutivo desde que precisamente los Patriots lo lograron en las temporadas del 2003 y 2004 y tomen el testigo de ser la nueva dinastía dentro de la NFL. Los dos demostraron en la liga que fueron los mejores porque al frente están los dos entrenadores en jefe más prestigiosos de la NFL, como son Bill Belichick, el "genio" de la estrategia que dirige a los Patriots, y Pete Carroll, el del juego completo y agresivo.

El que mejor definió lo que podía pasar en el partido fue el legendario mariscal de campo Tom Brady, la gran figura de los Patriots, que a sus 37 años disputará el sexto Super Bowl y busca el cuarto anillo de campeón. "No hay debilidades en ambos equipos, será una lucha permanente y sólo el que aguante más se llevará la victoria", pronóstico Brady, que tiene en su haber el mayor número de marcas de la fase final y su gran sueño es conseguir el cuarto anillo que lo ponga al lado de los inmortales Terry Bradshaw y Joe Montana, su ídolo de niño.

Junto a Brady, el ataque de los Patriots cuenta con todo tipo de armas, pero serán el ala cerrada Rob Growkowski y el corredor LaGarrett Blount los que puedan hacer la diferencia en el marcador, si es que pueden superar a una defensiva estelar, la mejor de la liga, que presentan los Seahawks con el esquinero Richard Sherman y el profundo Kam Chancellor, auténticas pesadillas de los atacantes.

La fiesta está servida.

Los 30 de publicidad cuestan US$ 4,5:

Desde el jueves ya no hay entradas a la venta para el Super Bowl y se ha batido la marca de todos los tiempos con un precio promedio de 6.500 dólares por cada una de las 73.000, que es el aforo del estadio. El mundo de las apuestas legales como ilegales, que genera más de 7.000 millones de dólares, siguen favorables a los Patriots. La cadena de televisión NBC ya tiene vendidos todos los espacios de publicidad a un precio de 4,5 millones de dólares por cada segmento de 30 segundos e ingresos de 360 millones de dólares, para una audiencia de 175 millones de personas en Estados Unidos y 800 millones en el resto del mundo. Los telespectadores esperarán con entusiasmo el ya emblemático show del medio tiempo que este año tendrá como estrella invitada a Katy Perry.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)