CRISIS  SANITARIA

Coronavirus vs. deporte: la epidemia está ganando la pelea

Se canceló Indian Wells y en Italia no se competirá hasta el 3 de abril, mientras otros deportes estudian postergaciones o anulaciones de sus torneos

Juventus-Inter a puertas cerradas
Juventus e Inter jugaron a puertas cerradas, pero ahora Italia no permite si siquiera eso

E l torneo de tenis de Indian Wells anulado, tres partidos del Seis Naciones aplazados, encuentros de la Champions League a puertas cerradas, la cortina baja para todas las competencias en Italia, varias organizaciones que podrían tomar decisiones similares: la expansión todavía incontrolable del coronavirus ya es una amenaza para los principales eventos deportivos.

Todo un símbolo: la ceremonia de encendido de la llama olímpica, prevista para el jueves en Grecia, se realizará sin espectadores, anunció el Comité Olímpico Internacional. Apenas un selecto centenar de invitados podrán presenciar el evento en directo, mientras que en el país heleno todos los eventos deportivos en las dos próximas semanas tendrán lugar sin público.

En América del Sur, por el momento, no se han tomado decisiones. Pese a los rumores de partidos a puertas cerradas o postergaciones, la Conmebol mantiene los partidos previstos por las copas Libertadores y Sudamericana en las próximas semanas, así como las dos primeras fechas de las Eliminatorias, que se están fijadas para fines de marzo.

Grecia no es el único país en blindarse contra la propagación de la epidemia decretando la prohibición de acceso a los recintos deportivos.

En Francia, la ministra de Deportes Roxana Maracineanu abogó por las “puertas cerradas” como “doctrina” en la organización de competiciones deportivas, un día después de la decisión del ministro de Sanidad de prohibir las reuniones de más de 1.000 personas, incluidas las previstas al aire libre.

El partido de vuelta de octavos de final de la Champions entre el PSG y el Borussia Dortmund se disputará mañana en París sin que el conjunto local pueda contar con el apoyo de su público. La misma situación encontrará el Valencia español, que recibirá hoy al Atalanta, de la ciudad de Bérgamo, en el norte de Italia, zona especialmente afectada por la epidemia.

Para evitar las puertas cerradas algunos deportes y algunos países optaron por los aplazamientos, o incluso por las anulaciones. Es el caso del Torneo Seis Naciones de rugby, en el que tres partidos han sido aplazados a una fecha por determinar. Esta situación recuerda la vivida en el 2001, cuando una epidemia de fiebre aftosa en el ganado conllevó el aplazamiento de varios partidos, con Inglaterra proclamándose campeona en el mes de octubre. 

En Estados Unidos, el torneo de Indian Wells, pese a las múltiples medidas de prevención, se resistió hasta el final a tirar la toalla, pero finalmente el virus pudo con uno de los torneos más importantes de los circuitos ATP y WTA, sin contar con los Grand Slam.

En su decisión los organizadores tuvieron en cuenta el gran volumen de personas, alrededor de 400.000, que cada año viajan a Indian Wells para ver el torneo.

La maratón de Barcelona, que se tenía que celebrar el domingo 15 de marzo fue postergada hasta el 25 de octubre.

Y en Japón, el inicio del campeonato japonés de béisbol, uno de los deportes estrella del país, fue aplazado, anunció ayer la Liga profesional japonesa de béisbol (NPB).

Es la primera vez desde 2011, con la catástrofe de Fukushima, el peor accidente nuclear de la historia después del de Chernóbil en la antigua Unión Soviética, en que el campeonato profesional de béisbol sufre un retraso de esa envergadura.

Otro deporte simbólico en Japón, el sumo, comenzó el domingo en Osaka el Torneo de Primavera... a puertas cerradas.

Los Juegos Olímpicos de Tokio, que tendrán lugar el próximo verano (boreal), no están por el momento amenazados, aseguraron las autoridades niponas y el Comité Olímpico Internacional (COI), aunque se esperará a mayo para tomar una decisión definitiva.

El fútbol en Inglaterra por ahora continuará con público en las tribunas, aunque el Newcastle United prohibió a sus jugadores darse la mano con sus compañeros o rivales como prevención.

Italia se paraliza hasta abril

El Comité Olímpico Nacional Italiano (CONI) decidió ayer suspender todas las compotencias deportivas en Italia hasta el 3 de abril, y pidió al Gobierno que adopte esta decisión por decreto, como medida de precaución ante la expansión del coronavirus.

“Todas las actividades deportivas en todos los niveles están suspendidas hasta el 3 de abril de 2020”, dice el CONI en su página web.

No obstante, el CONI recuerda que las competiciones internacionales, tanto para clubes como para equipos nacionales, no entran dentro de su jurisdicción y, por lo tanto, no pueden ser reguladas por esta decisión.

En este sentido, cabe recordar que este jueves el Getafe visita al Inter de Milán, en la ida de los octavos de final de la Liga Europa, y que, una semana después, el Sevilla debe viajar a Roma, para la vuelta de la misma competición. Asimismo, mañana el Real Madrid juvenil visita al Juventus , en los octavos de final de la Liga de Campeones Juvenil.

La decisión del CONI, que debe ser ratificada por un decreto del Gobierno italiano, afecta a toda las competiciones nacionales, como todalas divisiones de fútbol (Serie A, B, etc), de básquet o voleibol, por ejemplo.

El presidente del CONI, Giovanni Malagò (foto), y representantes de las Federaciones de Deportes de Equipo mantuvieron ayer una reunión en Roma, tras la que decidieron adoptar estas medidas como prevención ante el avance del coronavirus, que ha causado ya 366 muertos en el país.

El CONI declaró que “en cada acción y circunstancia la protección de la salud es la máxima prioridad de todos”, y por eso considera correcta la suspensión de eventos deportivos por motivos médicos dictadas de forma individual por las autoridades competentes.

El Comité solicitó al Gobierno que incluya al sector deportivo, tanto profesional como aficionado, en el plan de apoyo económico a los afectados por la situación.

La NBA pidió la opinión de los equipos

La NBA evaluará hoy, tomando en cuenta las opiniones de las diferentes franquicias, si el campeonato pasará a jugarse a puertas cerradas en casi de resultar necesario, una de las posibilidades más firmes. El viernes pasado, la organización pidió a los 30 equipos que se pronunciaran y fijó como plazo hoy.

La NBA quiere que los equipos comiencen a identificar acciones necesarias si tienen que disputar partidos sin la asistencia de aficionados y permitir el acceso al campo solo a “personal esencial”.

Sin embargo, una de sus principales figuras, LeBron James, se plantó en contra de esta posibilidad.

Al ser preguntado por la posibilidad de tener que jugar con las gradas vacías, la estrella de Los Angeles Lakers lo rechazó de forma tajante. “No, es imposible. Yo no juego si no tengo aficionados. Es para ellos que juego. Para mis compañeros de equipo, para los fanáticos, de eso se trata (...) ¿Salir a una cancha y que no haya aficionados? Yo no juego”, aseveró.

“Nunca he jugado un partido sin aficionados, desde que empecé mi carrera. Esto no es Europa”, comentó.

La semana pasada, la liga envió otra nota a los equipos con recomendaciones para que los jugadores se protejan de posibles contagios, como saludar a los aficionados chocando los puños en lugar de las palmas de las manos, además de evitar el contacto con bolígrafos, pelotas o camisetas que los hinchas suelen ofrecerles para que les firmen. Este pedido ya tuvo efectos: CJ McCollum, escolta de Portland Trail Blazers, anunció en Twitter su decisión de no firmar autógrafos “hasta nuevo aviso”, mientras recordaba a sus aficionados algunos consejos para protegerse de la epidemia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados