COVID-19

Corea del Sur reinició sus actividades deportivas sin público y sin abrazos

El país asiático que fue el segundo en el que el coronavirus llegó después de China, ya tiene deportes activos pero sin gente en los estadios.

Estadios vacíos en el béisbol de Corea del Sur. Foto: La Nación/GDA.
Estadios vacíos en el béisbol de Corea del Sur. Foto: La Nación/GDA.

Como sucede con algunos países en el mundo, en esta ocasión, el deporte vuelve a ponerse en marcha en Corea del Sur, el segundo país del planeta en el que irrumpió el coronavirus después de China y donde en la víspera se registraron nueve casos nuevos.

El gobierno surcoreano dio luz verde a la reanudación de las actividades deportivas el fin de semana, pero todas se celebrarán a puertas cerradas y observando un protocolo que contempla estrictas medidas de seguridad.

La federación nacional de fútbol anunció que la pelota volverá a rodar con una serie de partidos amistosos, aunque por el momento no dio una fecha exacta sobre cuándo se reanudará el campeonato, algo que se prevé ocurriría a mediado de mayo. Junto con las ligas de Bielorrusia, Tayikistán, Nicaragua Taiwán y Turkmenistán sería la sexta competencia que tendrá en marcha su competencia.

Obviamente quedan prohibidos los abrazos habituales en los festejos de los goles, así como los habituales escupitajos al suelo que no son sólo patrimonio del fútbol, sino también una práctica muy común en el béisbol, que ya reanudó actividades.

El deporte más popular del país enfrentó a los dos equipos con más cantidad de seguidores: Los Doosan Bears y los LG Twins, siendo de Cha Woo-chanm jugador de este último equipo, el primer pitch en la reanudación.

Un partido que se disputó en un clima surrealista en medio del más absoluto silencio, apenas alterado por el disparo de las máquinas de fotos de los reporteros gráficos que cubrían el evento al borde del campo de juego.

Los cronistas, ubicados a distancia prudencial unos de otros en el palco de prensa y quienes no pudieron acercarse a tomar declaraciones al final del partido, eran cerca de medio centenar.

"Fue raro jugar sin público, pero agradable volver a hacerlo", comentó Kim Kwang-hwan, vocero de los Twins, al apuntar a que al haber sido televisado el partido "la gente al menos pudo distraerse un rato en su casa".

En lo que refiere a la pandemia, cinco de los nueve casos nuevos son "importados" y elevan la cifra total de infectados en este país a 10.863 personas, aunque por tercer día consecutivo los nuevos contagios están por debajo de los 15.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados