Mundial de Kazán

China terminó con el monopolio de EE.UU.

El país asiático reinó en el Mundial de natación de Kazán.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ning Zetao. Se llevó el oro en la prueba de 100 m libres.

Los Mundiales de Natación de Kazán finalizaron con el histórico regreso de China al primer puesto del medallero, un honor que Estados Unidos había monopolizado desde Barcelona 2003 y que el gigante asiático sólo había conseguido antes en la polémica edición de Roma 1994, envuelta en sospechas de dopaje.

En esta ocasión, apoyada como siempre en su dominio en el trampolín, donde consiguió 10 de los 13 oros en juego, pero también en una buena actuación en la natación, con cinco oros, China se coronó como la gran dominadora de la piscina, un honor que espera revalidar en los Juegos de Río de Janeiro en 2016.

Aprovechando que Estados Unidos aún no ha encontrado un relevo a los años dorados de Michael Phelps o Ryan Lochte, China ha logrado incluso victorias en modalidades donde no había destacado, como las pruebas masculinas de velocidad o los relevos.

Para China, de hecho, la victoria más importante del campeonato ha sido la del joven teniente de la Armada china Ning Zetao, que en los 100 metros libres consiguió el primer oro de la historia de un asiático en esa prueba de sprint. Los triunfos de China en Kazán retrotraen al conseguido por el país asiático en los Mundiales de Roma 1994, donde logró 12 oros. Aquella gesta de las nadadoras chinas, sin embargo, quedó siempre en entredicho por las sospechas de dopaje, sobre todo después de que dos años después siete nadadoras del país asiático dieran positivo en unos Juegos Asiáticos y las campeonas mundiales chinas de 1994 cayeran en un sospechoso olvido.

El podio final de Kazán lo encabezaron China con 15 oro, 10 plata, 10 bronce, EE.UU. 13, 14, 6 y Rusia 9, 4, 4.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)