NATACIÓN

Caeleb Dressel, el nuevo Michael Phelps

Ya ganó siete oros en Hungría y se apresta a repetirlo en Corea del Sur.

Caeleb Dressel. Foto: AFP
Caeleb Dressel. Foto: AFP

Michael Phelps, como tantas veces lo había hecho, celebraba desde lo más alto del podio una nueva medalla de oro en Río de Janeiro. Era el 7 de agosto de 2016 y no estaba solo en el escalón más alto, porque junto a él estaban sus compañeros del equipo de Estados Unidos que habían ganado en 4x100 libre.

Uno de quienes estaban a su lado era Caeleb Dressel, que una semana más tarde (el 16 de agosto) cumpliría los 20 años. Como si hubiera sido un simbolismo, luego de una carrera de relevos, allí estaba el sucesor del nadador récord, ese que ganó ocho medallas de oro (de un total de 28 entre doradas y plateadas que consiguió) en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, haciendo lo que nadie creía capaz: conseguir una medalla dorada más que Mark Spitz en Munich 1972.

Phelps nunca nadó junto a Spitz. Ni siquiera había nacido cuando logró la hazaña, por lo que convertirse en su sucesor tomó varios años. No es el caso de Dressel.

Nacido en Green Cove Springs (Florida), es el hombre del momento en el Mundial de Natación de Gwangju (Corea del Sur), aunque también lo fue hace dos años en Budapest, Hungría. En 2017 ya ganó siete medallas de oro, las que aún puede igualar ahora, aunque ya no conseguirá las ocho que se había propuesto, pues fue plata en el relevo 4x100 mixto combinado, donde nadó mariposa.

Dressel batió ayer el récord mundial en 100 metros mariposa al marcar 49.50 en la semifinal, por lo que hoy, cuando corra la final, puede mejorar todavía ese tiempo.

Posee un físico ideal (1,9), tiene una patada poderosa, una brazada larga y una velocidad de reacción a la chicharra (0,61 segundos) de las mejores del circuito, lo cual se combina para transformarlo en un súper nadador. El jueves ya se había convertido en el más rápido en los 100 metros libres sin los “súper trajes” de poliuretano impermeables que en 2010 fueron prohibidos porque eran un “dopaje tecnológico”. No obstante, no batió el récord del mundo, que sigue en poder del brasileño César Cielo en 46.91. El estadounidense se colgó el oro en 46.96.

Ya ganó tres oros (100 libre, 50 mariposa y 4x100 libre) y va por cuatro más: tres hoy (100 mariposa, 50 libre y 4x100 mixto libre) y uno mañana (4x100 combinado).

El sucesor de Phelps se llama Caeleb Dressel y llegó tan rápido como nada.

¿El rival? Un niño prodigio

El gran rival que tendrá hoy Caeleb Dressel en la final de los 100 metros mariposa será Kristof Milak, el niño prodigio húngaro de la natación, que a los 19 años le batió el récord del mundo a Michael Phelps en 200 metros mariposa. Pese a no tener una buena salida (0.74), lo cual le significó ser segundo en el primer y el segundo split, se recuperó para tocar primero en el tercero y nadó los últimos 50 metros en una impresionante marca de 29.16, siendo el único en bajar los 30 segundos en la pileta final.

De cualquier manera, Dressel fue 55 centésimas más rápido en las semifinales, aunque corrieron series diferentes.

En los 50 metros libre Dressel no parece tener enemigos. Él ganó su semifinal y en la otra se impuso el brasileño Bruno Fratus, quien se tomó 35 centésimas más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)