MI OPINIÓN

El “boom” de los SUV

NANDO PARRADO

NANDO PARRADO

La gente ya no se deslumbra por los vehículos tipo sedán de cuatro puertas o las inconfundibles camionetas “station wagon”. Es una pena, porque da mucho placer conducirlos. Todos nos impresionamos cuando un nuevo SUV irrumpe en el mercado y se comienza a decir que se conduce “casi como un auto”.

Tomemos como ejemplo de SUV un Macan o un Audi Q5. El centro de gravedad es elevado y, a pesar de las modificaciones en las plataformas y suspensiones, siguen siendo vehículos altos. Sí han mejorado muchísimo con respecto a la década anterior, donde conducir un SUV con cierto grado de brío era un pasaporte al desastre.

Desafortunadamente, el mundo está apuntando hacia los SUV en todos los mercados y en algunos países marcas como Ford están eliminando los sedanes de sus líneas de producción. Por supuesto que estoy siendo un poco hipócrita, ya que tenemos un SUV en casa, más que nada por su funcionalidad en diversas situaciones, desde entrar y salir hasta poner la sillita de los nietos sin doblarme la espalda. No se puede doblegar a un mercado cuando éste tiene como objetivo comprar y utilizar lo que necesita. Soy dueño de un SUV, pero añoro la conducción de un sedán…

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)