tour de francia

Armstrong ¿vuelve?

El exciclista realiza algunas etapas del certamen, extraoficialmente, como participante de una actividad benéfica que busca recaudar fondos para la lucha contra el cáncer.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lance Armstrong

El exciclista Lance Armstrong, siete veces "no ganador" del Tour, confeso de dopaje, ha dejado constancia de su presencia en la carrera francesa como participante en una actividad benéfica al comentar el rendimiento del líder Chris Froome y su equipo.

Cinco años después de su ultima presencia en el Tour, Armstrong, de 43 años, se encuentra haciendo algunas etapas con un grupo de 11 aficionados, 9 hombres y 2 mujeres, todos ellos activistas que pretenden recaudar dinero para la lucha contra la leucemia bajo el eslogan "El Tour, un día antes".

El texano ya dio constancia de su presencia vía twitter tras la primera etapa pirenaica, y no dejó a nadie indiferente.

"Froome, Porte y el Sky están muy fuertes, Para ser honestos, demasiado fuertes". No me pregunten por qué", dijo el exciclista que desapareció del palmarés del Tour por dopaje.

Por si alguien se molestaba con su comentario, Armstrong aclaró que no pretendía acusar a nadie, sino "más bien al contrario", lanzó una sincera aclaración.

"No tengo credibilidad para dar mi opinión al respecto", dijo.

La "entrada" de Armstrong en el Tour no agrada a la organización de la carrera, que huye de la imagen del jubilado corredor, y tampoco a los corredores que ahora luchan por el maillot amarillo.

El británico Chris Froome valora su gesto de lucha con el cáncer, pero no considera que Armstrong haya vuelto de alguna manera al Tour.

"Su presencia no significa que vuelva al Tour. Participa en un acto benéfico para ayudar a la lucha contra la leucemia. Esa iniciativa me parece interesante porque mi madre murió de esa enfermedad. Espero que consigan la mayor cantidad de dinero posible. Pero Armstrong no estará en la salida", resumió Froome.

Lejos de aquellos gloriosos y ficticios años, Armstrong sigue sintiéndose atraído por el Tour. No tardó en esta ocasión en aceptar la invitación del exfutbolista internacional inglés Geoff Thomas para hacer dos etapas.

Christian Prudhomme se desmarcó en la salida del Tour en Utrecht al señalar que su presencia próxima a la carrera se trataba de "una iniciativa al margen del Tour, para un fin personal".

Otros personajes del pelotón, como Jean-René Bernaudeau, director del Europcar, dijo sentirse "indignado" por la presencia indirecta de Armstrong, que vuelve, dijo, "al lugar del crimen".

Más contundente se mostró el presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), Brian Cookson, el pasado mes de marzo cuando se enteró del proyecto del americano.

"Es una falta de respeto para el Tour, los corredores, para la UCI y todas las personas que luchan contra el dopaje. Creo que Armstrong debería de encontrar otro medio diferente para conseguir fondos para su proyecto", dijo.

El creador de la iniciativa benéfica, Geoff Thomas, ve las cosas desde otro punto de vista diferente.

"Mi planteamiento es sencillo: si su implicación puede ayudar a recaudar fondos, se trata de una aportación positiva"

Este jueves Armstrong rodó entre Lannemezan y Plateau de Beille y este viernes irá de Muret a Rodez. Cerca del Tour, pero lejos en el recuerdo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados