hándbol

Argentina consiguió un triunfo histórico

La selección argentina de hándbol logró por tercera vez en su historia la clasificación para octavos de final de un Mundial, al vencer ayer por 30-27 a la de Rusia en un duelo igualado que desniveló en los últimos minutos el portero Matías Schulz con tres paradas consecutivas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Argentina handbol

Argentina, bien liderada por Diego Simonet, sorprendió en el inicio a su rival, aprovechándose de la fragilidad defensiva del 5-1 planteado por el técnico ruso Oleg Kusehlov y de la nula aportación del portero Bogdanovic.

Desajustes defensivos que logró corregir la selección rusa con la entrada del gigante Pyshkin, quien, junto a Edvokimov, formó un muro insalvable para los argentinos, incapaces de hacer un gol en siete minutos.

Del 2-5 se pasó al 7-5 gracias a la efectividad del extremo Daniil Shishkarev en los contraataques y a los lanzamientos de Pavel Atman, así como a las paradas de Igor Levshin, quien había sustituido a un desafortunado Bogdanovic.

Los jugadores argentinos, más pendientes de protestar a los árbitros que de jugar, estaban descentrados y Rusia, después de que Sebastián Simonet viese la tarjeta roja directa por golpear en el rostro a Atman, lo aprovechó para abrir una pequeña brecha en el electrónico (9-6, min.16).

En los últimos minutos surgió la figura de Matías Schulz, que detuvo un penalti a Igropulo y dos lanzamientos de nueve metros a Atman y Zhitnikov, para asegurar un triunfo histórico para su equipo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)