golf

Álvarez y una memorable actuación

La edición 110 Torneo de Golf VISA Open de Argentina tuvo la presencia del uruguayo Juan Álvarez, quien se quedó en el segundo lugar del torneo que tuvo la presencia de destacados profesionales y aficionados en un evento perteneciente al Circuito PGA Tour Latinoamericano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Juan Álvarez

Cómo no encariñarse con Juan Álvarez, el aficionado uruguayo que estuvo a punto de hacer historia en el Abierto. A falta de argentinos que lucharan más arriba, el público del Jockey Club no dudó en arropar a este chico de 22 años, hijo de un caddie del Club de Golf del Cerro, que encontró en este deporte un rescate para su vida. Si su triunfo hubiese sido realidad, se habría convertido en el primer amateur en ganar esta cita desde 1963, cuando se impuso Jorge Ledesma.

Moreno, gordito, retacón. Le pusieron "Bola 8". Se crió en una franja de tierra lindera a la cancha, cercana a Punta Yeguas y Santa Catalina, dos barrios con muchos problemas sociales, que además sufrieron un shock ambiental por la construcción de una planta regasificadora. No faltaron las protestas de sus vecinos, en medio de las carencias. Todo eso y mucho más es Juan Álvarez, el que estuvo a un golpe de forzar un playoff en el 110° VISA Open, que finalmente quedó en manos de Kent Bulle, el bombardero que a veces no mide las consecuencias de sus tiros. Sin embargo, el hombre de Kentucky logró ayer el suficiente control para apoderarse del séptimo torneo de golf más antiguo del mundo, con un total de 269 (-11).

A Bulle se lo recordará, más que nada, por aquel furioso disparo con el driver en la tercera vuelta, cuando mandó la pelota más allá de las 350 yardas y sobrepasó el green del 18, mientras el grupo de adelante, sorprendido, todavía jugaba sus putts alrededor de la bandera. Ése fue su genuino rapto de ambición.

Lanzó un suspiro Bulle al recordársele el peso de la historia del Abierto, y es evidente que este campeonato es un bien preciado para cualquier extranjero. Lo pueden decir Jim Furyk -campeón en 1997- y el venezolano Jhonattan Vegas -2010, en el Jockey Club-, cuyos triunfos significaron un momento trascendente para sus carreras. O un trampolín, como en el caso de Mark O'Meara, que cuatro años después de levantar la copa en el Buenos Aires Golf Club encadenó el Masters y el British Open en 1998.

Bulle estaba lejos de insinuarse como un campeón en el trayecto de ida; había arrancado la vuelta como puntero junto con su compatriota Danny Balin, pero empezaba a empantanarse con la combinación de tres bogeys y dos birdies en los primeros nueve hoyos. Ese estancamiento contrastó con las emociones que trajeron al campo dos valores locales, Ángel Cabrera y Clodomiro Carranza, que emprendieron un fabuloso sprint en el par 70.

El Pato, al que nunca hay que descartar, llegó a -6 en el día (seis birdies y ningún error) para finalizar en -7. Fue mejor todavía la campaña de Miri Carranza: seis aciertos consecutivos del 10 al 15 y una vuelta de 63 (-7), con nueve birdies y dos bogeys. No llegaron a más porque se les acabó la ronda, pero el 3er puesto es una merecida recompensa para dos que nunca se rindieron. En cambio, Rafael Echenique, el mejor argentino antes de la definición, jamás pudo despegar.

Mientras tanto, Álvarez vio que se le abría un camino en los últimos 18 hoyos. Si en su infancia aguantó ser discriminado en su propio club por ser hijo de un obrero de los frigoríficos Swift y Nacional, ¿por qué no se animaría en un duelo deportivo en el que no tenía nada que perder? Entonces se arremangó como lo hacía su padre, changarín de la construcción, y con sus pequeñas hazañas empezó a arrastrar nuevos fanáticos.

Tras el bogey inicial, Álvarez acumuló birdies en el 2, 5, 6 y 13, pero encendió un gran estallido con el águila en el par 5 del 15, que lo dejó solo en la punta. Muchos contuvieron la respiración a la espera de que Bola 8 resistiera la presión de allí en más. Y vaya si lo hizo, luego de escapar del búnker y salvar el par en el 17, además de otro par luchado en el par 4 del 18, tras un drive desviado a la derecha. Al cabo, ese giro de 65 (-5) y el -10 total no fueron suficientes: Bulle (69) bajó el último hoyo, episodio que le quitó al torneo la épica que reclamaba la gente.La historia cerraba perfecta alrededor de Álvarez, que incluso dio marcha atrás en 2013 después de jugar seis meses como profesional y volvió a hacerse amateur. "No me daba para ser pro", reconoció. Pero el charrúa, que juega con algunas actitudes valientes a lo Cabrera, igual estaba feliz con la Copa Pereyra Iraola reservada para los amateurs. "No pensaba ganar, vine a aprender", comentó.

Bulle pasó a su lado y lo felicitó. Sabía que el uruguayo se había robado el corazón de la gente.

Juan Álvarez junto a la profesora Sofía Toccafondi, integrante de su equipo de trabajo.
Juan Álvarez junto a la profesora Sofía Toccafondi, integrante de su equipo de trabajo.

Aquel chico al que no le dejaban aprender.

"El golf es todo, me cambió el carácter y cómo encarar la vida", explicaba Juan Álvarez cuando el 110° VISA Open ya era historia pura. No fue una frase hecha, sino lo que resume sus primeros años y su juventud. Sobre sus comienzos en el Club de Golf del Cerro, cuando acompañaba en las caminatas a su padre caddie, expresó: "Al principio no me querían dejar jugar en la escuelita del club, no podía entrar porque no me querían. De repente cambió el presidente y este señor aceptó que ingresara. Arranqué y me empezó a gustar no sólo verlo, sino jugarlo. Además, me decían que jugaba bastante bien".

Álvarez, que en enero jugó el Latin America Amateur Championship (LAAC) en Pilar en busca del pasaje del Masters, y que irá por la revancha a principios de2016 en República Dominicana, habló sobre sus chances de volver al profesionalismo: "Tiempo al tiempo, la semana que viene juego la Copa Tailhade y llegan otros torneos. Después, ya veremos".

Lo que se le viene.

Juan Alvarez continua su ascendente carrera y en la próxima semana participará de la Copa Tailhade en Los Lagartos Country Club de Buenos Aires, posteriormente del Campeonato Sudamericano Copa Los Andes en Quito, Ecuador y entre el 10 y 13 de diciembre estará participando del Campeonato Abierto de Golf para Aficionados "Ciudad de Montevideo" que se jugará en el Club de Golf del Uruguay y que contará con destacados golfistas del continente.

Esta intensa actividad le servirá a Álvarez de preparación para jugar en enero próximo el Latín American Cup Amateur que se llevará a cabo en República Dominicana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)