DESDE EL ARCO

La alegría va por barrios

JOSÉ MASTANDREA

JOSÉ MASTANDREA

La alegría va por barrios. Y tal como pasó 15 días atrás con Nacional, el que ahora sufre con la sequía goleadora y falta de liga es Peñarol. De hecho, de los últimos seis puntos en disputa sumo uno y anotó un solo gol. Casi la misma situación por la que pasó el tricolor hace un par de fines de semana.

El aurinegro dejó su invicto y volvió a quedar muy atrás en la Tabla Anual. Ya no depende de sí mismo para ganarla. Con su derrota del domingo quedó a cuatro puntos de Nacional y, pese a que hay un clásico en el medio, es una ventaja más que importante en el cierre del año.

Sin gol, con errores en la definición y poca liga, el aurinegro se pareció al tricolor. El primer tiempo ante Rampla fue casi un calco del partido que Nacional igualó con River en el Saroldi. Los dos merecieron la victoria, tuvieron un montón de chances de gol, pero no pudieron concretarlas y pagaron con pérdida de puntos. Se podrá argumentar que tuvo bajas importantes (“Cebolla”, Guzmán Pereira y Viatri), pero Rampla también tuvo muchas de cara a este partido. Peñarol entró en el camino de la mala racha, ese mismo por el que había transitado Nacional fechas atrás. Es tal como dice el refrán: “la alegría va por barrios”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º